Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otegi dice al PSOE que, si el Estado es plurinacional, sus naciones tienen "derecho a la libre determinación"

Ve a los socialistas "muy lejos" de plantear una reforma democrática "en profundidad como la que exigen Cataluña o el País Vasco"
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha advertido de que, si el Estado español es plurinacional, tal como ha reconocido el PSOE durante el Congreso celebrado este fin de semana en Madrid, existen "naciones y, por lo tanto, tienen derecho a la libre determinación según el derecho internacional".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Otegi ha considerado, no obstante, que los socialistas se han hecho "una trampa al solitario" al "reconocer el carácter plurinacional del Estado y, a la vez, decir que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español". "Cuántas cosas se habrían evitado en la historia de este país si algunas cuestiones se hubieran aceptado con naturalidad al principio de la Transición", ha asegurado.
A su juicio, el "paso" dado por el PSOE no hace sino "reconocer una cosa por la que muchos" han luchado, aunque "lo hacen con cierta trampa".
"Reconocer el carácter plurinacional del Estado y, a la vez, decir que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español es hacerse una trampa al solitario", ha indicado, para añadir que "es difícil sostener las dos cosas al mismo tiempo".
Para Arnaldo Otegi, si el Estado español es plurinacional, "y lo es", existen naciones y, "por lo tanto, tienen derecho a la libre determinación según el derecho internacional".
"Ése es el siguiente paso que les toca hacer, pero no vamos a esperarlo. Nosotros tenemos ese derecho tal y como lo reconoce el derecho internacional. El derecho a la autodeterminación es ya de tercera generación y lo que dice es que, no solo tenemos derecho a declararnos independientes, sino también tenemos derecho a elegir un modelo económico, social, cultural...", ha expresado.
En este contexto, ha afirmado que si el PSOE presentara una moción de censura al Ejecutivo de Mariano Rajoy y reconociera que Euskadi es "una nación con derecho a decidir, probablemente EH Bildu la apoyaría", aunque ha afirmado que no cree que lo vaya a hacer.
"El PSOE está aun muy lejos de plantear una reforma democrática en profundidad como la que exige Cataluña o el País Vasco. Me da que todavía no han llegado ahí y me da que tienen grandes dificultades. A día de hoy, el Estado español no es un Estado que pueda evolucionar democráticamente para llegar ahí", ha resaltado.
CATALUÑA
Por todo ello, ha considerado que la "gran prueba de fuego del Estado" va a pasar por Cataluña el 1 de octubre con motivo del referéndum independentista, ya que "va a ser posible dejar de lado el modelo de la Transición".
"Es una prueba de fuego, también para Podemos. Creo que habrá un referéndum porque existe una clase política que está determinada para hacerlo y porque una parte de la sociedad catalana ha desconectado de España", ha expresado.
En esta línea, ha incidido en que la gran empresa catalana siempre ha tomado parte del "tejido político y económico español", pero, por contra, la pequeña y mediana empresa de Cataluña "se ha sumado al proceso por un Estado propio, ya que creen que el modelo productivo español es ruinoso para ellos".
"Aquí todavía no estamos haciendo ese debate, pero el día que lo hagamos, llegaremos a la misma conclusión. Éste es un país que podría ser la Dinamarca del Cantábrico, y no lo es porque dependemos de gobiernos y estados que nos dejan", ha concluido.
CONGRESO FUNDACIONAL
Cuestionado por el Congreso fundacional celebrado este sábado por EH Bildu y el hecho de que solo votaran el 54% de las personas inscritas, el líder de la coalición ha negado que estén perdiendo capacidad de movilización o que lo interpreté como una "crítica".
"Para los que tenemos edad, se nos hace difícil manejarnos con técnicas digitales. Además, hay cosas que no ayudan a la participación como el que había una lista única", ha advertido.
A su juicio, la misión y retos de EH Bildu de cara al futuro pasan por "recuperar parte de la confianza" que se perdió en determinadas consultas electorales en los últimos tiempos y, especialmente, "ofrecer una alternativa de confianza que dé seguridad a la gente y construya el país desde otros valores".
"Necesitamos sumar para ser alternativa. El reto es demostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera, ofreciendo seguridad a la ciudadanía", ha indicado, para añadir que es "fundamental la batalla de los valores".
En este sentido, ha incidido en que no tienen ningún tipo de "obsesión" en que la batalla por la hegemonía en Euskadi se entienda en términos de "quitar al PNV para ponerme yo", y ha recordado que, en el pasado, ha habido épocas en que "la izquierda soberanista vasca" ha apoyado gobiernos de la formación jeltzale.
"El PNV construye el país desde unos valores y nosotros tenemos unos valores alternativos. Queremos ganar la hegemonía de los valores. Frente a la competitividad planteamos la colaboración. Frente a la insolidaridad planteamos la solidaridad. Frente a un reparto desigual de la riqueza, planteamos un reparto igualitario...", ha enumerado.
Según ha recalcado, EH Bildu apuesta porque la ciudadanía entienda que las cosas se pueden hacer de otra manera y no se comparta la tesis de que "las cosas son así y esto es lo que hay".
A su juicio, algunos de estos valores se le pueden atribuir a la formación jeltzale, ya que el PNV "proviene de una cultura política democristiana con sensibilidad social, pero que construye el país desde determinados valores".
"CONTRAPESOS" AL PNV
De este modo, ha defendido que, en algunas cuestiones, Euskadi funciona por existir "contrapesos importantes". En este sentido, ha considerado que, cuando se atribuye a determinado partido que haya en el País Vasco mejores índices salariales respecto a España, es por el hecho de que "hay una mayoría sindical nacional y de clase que ha hecho cinco huelgas generales en los últimos años".
"Eso hace que esos contrapoderes hagan que existan mejores condiciones de vida y trabajo que en el resto del Estado, pero eso no es porque un determinado partido tenga mayor o menor sensibilidad", ha advertido.
Por otro lado, ha denunciado la Europa de los "mercaderes" y ha lamentado que en Euskadi se tenga "mitificado a Europa", cuestión que ha atribuido al hecho de que se vivió durante 40 años bajo una dictadura.
"Para la oposición antifranquista, Europa era una marco muy deseable, que daba estabilidad económica, la Europa de las libertades y los derechos humanos... pero aquel proyecto ha evolucionado hacia posiciones que no nos satisfacen en absoluto", ha indicado, para añadir que en la actualidad Europa representa a las élites económicas.
Asimismo, ha sostenido que le parece "magnífico" que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se reuniera recientemente con el lehendakari, Iñigo Urkullu, aunque ha advertido de que lo realizó en "un contexto muy determinado".
"Comparto la tesis de que hay que estar y hablar con todo el mundo, pero ese mismo presidente renunció a recibir al president Carles Puigdemont, lo que se interpretó como un portazo de la UE al proceso de Cataluña", ha criticado.
Por ello, ha considerado que el lehendakari fue recibido con el objetivo de que quedara "un poso" dentro de la opinión pública que va en la dirección de demostrar que "España es un país razonable con el que se pueden alcanzar acuerdos".
"El Estado favoreció esa visita para demostrar que con él se pueden alcanzar acuerdos y que el Estado no es el problema y sí lo son los catalanes. Creo que esa es una tesis equivocada. Para mí el problema es el Estado español", ha añadido.