Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En libertad ocho de los nueve anarquistas detenidos en Barcelona y Manresa

El juez de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González, ha decretado prisión incondicional para uno de los presuntos miembros de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC) detenidos el miércoles, mientras que ha acordado la puesta en libertad del resto, tras imponer a seis de ellos fianzas que suman los 29.000 euros, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado, que ha tomado declaración a los nueve acusados que fueron detenidos en Manresa (Barcelona) y la capital catalana, imputa a todos ellos un delito de pertenencia a organización terrorista por su vinculación con los GAC.
Los acusados, que se han acogido a su derecho a no responder a las preguntas del juez y el fiscal alegando que la causa permanece secreta, han negado pertenecer a ningún grupo terrorista, a preguntas de sus defensas.
Tras las comparecencias, el magistrado ha enviado a la cárcel a uno de los imputados, mientras que ha decretado prisión eludible bajo una fianza de 4.000 euros para otro y ha fijado sendas cauciones de 5.000 euros para otros cinco.
Los seis han pagado este mismo viernes a través de transferencia las fianzas, por lo que han quedado en libertad. El juez ha impuesto la retirada del pasaporte y comparecencias al juzgado más próximo a su domicilio para los dos restantes.
En la operación, desarrollada por los Mossos d'Esquadra en el marco de la 'operación Pandora', se registraron varios ateneos libertarios, viviendas y locales, algunos de ellos 'okupados', en los barrios barceloneses de Sant Andreu, El Clot y Sants, además de en dos viviendas de Manresa.
En el Ateneu Llibertari de Sants unos siete furgones y una decena de agentes rodearon el edificio, en el número 10 de la calle Maria Victòria. Allí, una treintena de personas protestó por el registro portando una pancarta con el lema 'La represión no se para. La lucha continúa'.
En la primera fase de la 'operación Pandora', desarrollada en diciembre de 2014, fueron detenidas once personas. Gómez Bermúdez envió a prisión a siete tras imputarles los delitos de constitución, promoción, dirección y pertenencia a organización terrorista, tenencia y depósito de sustancias o aparatos explosivos y daños y estragos con finalidad terrorista.
En marzo de este año el juez Eloy Velasco dirigió la 'operación Piñata' contra los GAC, que se saldó con la detención de 15 personas en Madrid, Barcelona y Palencia, al considerar que habrían participado en "actos de coordinación y promoción de sabotajes y daños en 114 cajeros". Además, algunos arrestados guardaban fotografías de "policías y comisarías" como posibles "objetivos" de sus ataques, informaron fuentes jurídicas.
El magistrado investiga si los detenidos, a los que se incautaron manuales de fabricación de explosivos, tienen relación con las explosiones que se produjeron en 2013 en la catedral de La Almudena de Madrid y en la basílica de El Pilar de Zaragoza.