Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo fiscal superior de Murcia pide el "máximo respeto institucional" para mantener "sano" el estado democrático

El nuevo fiscal superior de la Comunidad Autónoma de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, ha reclamado este miércoles, en su toma de posesión presidida por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, el "máximo respeto institucional" entre todos y de forma recíproca para mantener "sano" el estado democrático, con la separación de poderes que ello conlleva.
Díaz Manzanera, que sus primeras palabras han sido de agradecimiento por confiar en su persona para dirigir la Fiscalía, ha dejado claro que uno de sus empeños será "demostrar que no se ha equivocado" y el compromiso de lealtad y fidelidad al cargo y a la Constitución y resto de leyes del ordenamiento jurídico.
También ha trasladado a Maza un mensaje de tranquilidad en el sentido de que Murcia, ha precisado, tiene un grupo de 60 fiscales, "grandes profesionales y mejores personas entregados a este trabajo diario", a los que les ha pedido paciencia.
Ha explicado que su forma de actuar debe estar presidida por el talante conciliador y dialogante, así como democrático, no exento de determinación y fijando como objetivos día a día el poder conocer los problemas de primera mano, "intentando, igualmente, conseguir aumentar la plantilla suficiente a las necesidades actuales".
También ha advertido que "estamos abocados a una asunción por parte de la Fiscalía de instrucción de causas penales, de potenciar la actuación inicial de los procedimientos, pero hacen falta más fiscales y funcionarios para ello".
"Queremos una justicia rápida y eficaz, pero hacen falta más medios personales en el ámbito penal, ya que de lo contrario es caer en la lentitud y pérdida de eficacia y los procedimientos se eternizan, de forma que es acertado un sistema de límites de plazo en la investigación, pero de difícil cumplimiento si no tenemos los medios necesarios", ha reconocido Díaz Manzanera.
Por ello, ha hecho un llamamiento a no resignarse y caer en el hecho de que la lentitud "sea un mal endémico".
(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))