Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Doce bebés nacen cada hora sin atención médica en Nepal

Doce bebés nacen cada hora sin atención médica en NepalReuters

Doce bebés nacen cada hora en las áreas más afectadas por los potentes terremotos de Nepal, donde no existe acceso a la asistencia sanitaria más básica, ha alertado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que teme que la vida de 18.000 recién nacidos y de sus madres esté en riesgo.

Al menos el 70 por ciento de los 14 distritos más afectados de Nepal han sufrido daños o han quedado completamente destruidos, si bien en algunas áreas el grado de afectación llega al 90 por ciento. Las instalaciones que han quedado en pie están desbordadas en un entorno donde miles de personas no tienen siquiera una casa donde dormir.
El representante de UNICEF en el país asiático, Tomoo Hozumi, ha advertido de que el número de madres que dan a luz fuera de los centros médicos puede haber subido "más de un tercio" en las zonas dañadas por el terremoto. Se trata de un dato especialmente preocupante, habida cuenta de que "los primeros días de vida son los más críticos y peligrosos para un niño".
"Además de los recién nacidos vulnerables, las mujeres embarazadas necesitan apoyo ante riesgos como el parto prematuro con urgencia, aborto involuntario y las complicaciones que surgen en medio de la tensión y la confusión causada por los terremotos", ha subrayado Hozumi.
UNICEF calcula que, cada día, unas 90 mujeres necesitarán una cesárea en las partes afectadas por los dos potentes seísmos del 25 de abril y el 12 de mayo. Sin embargo, "a día de hoy, los sistemas sanitarios no pueden afrontarlo", ha añadido el representante de la agencia en Nepal.
SITUACIÓN EMPEORADA
El acceso de calidad a la salud materna y del recién nacido ya era limitado en Nepal antes de los terremotos. Cada día, 38 recién nacidos morían en gran parte por causas prevenibles, mientras que, en el caso de las mujeres, se registraba un fallecimiento cada ocho horas por complicaciones del parto.
En este sentido, UNICEF ha recordado que poco más de un tercio de las madres dieron a luz en un centro de salud reconocido antes de los seísmos, mientras que apenas tres de cada cinco embarazadas recibieron atención prenatal.
La agencia, que trabaja contrarreloj para ayudar a los bebés y sus madres, ha solicitado un llamamiento de más de 50 millones de dólares (45,6 millones de euros) para sufragar su respuesta humanitaria en Nepal durante los próximos tres meses.
Entre los proyectos contemplados figuran la instalación de hospitales de campaña, clínicas móviles y de centros de acogida y la entrega de ayuda de primera necesidad como kits con los que favorecer un parto limpio, medicamentos o incluso ropa de bebé.