Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pere Navarro no dimitirá y descarta un congreso extraordinario

Navarro apela a la honradez de los díscolos del PSC para que dejen sus actasInformativos Telecinco

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha dicho que no contempla dimitir por la debacle de las elecciones europeas, y ha asegurado que tampoco convocará un congreso extraordinario porque está convencido de que "no resuelve el problema".

Navarro ha defendido que el PSC está "iniciando un proyecto político muy complicado y este proyecto aún no ha acabado" --en alusión a la reforma federal--, y ha sentenciado que se deben introducir cambios y matices en el partido, pero sin cónclaves extraordinarios ni cambios de liderazgo.
Ha asegurado que estos cambios que propone para el partido no sólo serán una cuestión de nuevas caras en la Ejecutiva, sino que también introducirá modificaciones en el proyecto político para fortalecer y unir al socialismo catalán.
Ha defendido su gestión al frente del PSC, citando como logros la apuesta por una reforma federal del Estado asumida por el PSOE, la celebración de primarias abiertas en Barcelona, y la negociación para que Cataluña tenga una nueva ley electoral.
LÓPEZ Y RUBALCABA
Navarro respeta que Patxi López y Alfredo Peréz Rubalcaba se vayan tras unos malos resultados, pero lo ha desvinculado de su situación, ya que ellos están en "en el final de un ciclo" y él no hace ni tres años que lleva la batuta del PSC.
El líder socialista argumenta que Rubalcaba es una de las caras visibles del PSOE desde hace "muchísimos años" y López lleva al frente del PSE-EE 12 años, mientras que su Ejecutiva es mucho más joven en comparación con estos números --fue elegida a finales de 2011--.
Ha asegurado que está dispuesto a restituir a los tres diputados díscolos del Parlament que fueron apartados de sus responsabilidades en la Cámara --Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura--, pero les ha pedido que no se vuelvan a desmarcar de la disciplina de voto, una petición "absolutamente razonable".
"Mi voluntad es que se vayan reincorporando a sus tareas parlamentarias", ha sentenciado, y ha dicho que, mientras la situación en el grupo parlamentario de los tres díscolos depende de él, su situación en el partido, donde también están suspendidos, es cosa de la Comisión de Garantías.
MONTSERRAT TURA
El líder socialista ha anunciado que prevé reunirse con la exconsejera Montserrat Tura para acercar posiciones, pese a que ésta prepara un movimiento político alternativo al partido que podría derivar en una escisión en el PSC.
"Haré todo lo posible para que estas personas estén compartiendo el proyecto dentro del PSC o en espacios próximos", ha zanjado.
También ha querido dar por terminada la polémica por la agresión que padeció en Terrassa a manos de un mujer; ha precisado que tras recibir un insulto muy fuerte por parte de ésta, le recomendó que se tomara "alguna cosa para calmarse".