Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro pide al PSC mantener su postura ante la consulta

Pere Navarro. Foto:  EFEcuatro.com

En su intervención en el Consell Nacional del partido, el primer secretario saliente del PSC, Pere Navarro, ha defendido que su sucesor sea elegido mediante la elección directa de los militantes y que el partido mantenga su postura ante el debate soberanista. La sopresa del Consejo Nacional la ha dado la alcadelsa de Santa Coloma de Gramenet, Nùria Parlon, quien ha renunciado a dirigir la formación después de haber dado un paso al frente para convertirse en la nueva líder.

En su intervención en el Consell Nacional del partido, después que el pasado miércoles anunciase su dimisión, Navarro ha recordado que el PSC nació para no tener que elegir entre Cataluña y España, y que debe seguir manteniendo sus tesis federalistas para evitar secundar un debate que ha calificado de "simplista y peligroso" porque promueve la confrontación.
Ha asegurado que él tendrá una actitud de lealtad hacia su sucesor y le ha pedido que no tenga miedo "ante el debate y las ideas innovadoras", entre ellas que sean las bases del partido quienes elijan directamente al nuevo primer secretario del PSC.
"No nos podemos permitir retroceder en los pasos en la buena dirección que se han tomado", ha dicho Navarro, que ha defendido que la militancia tenga un papel más activo en la toma de decisiones, para lograr que el PSC sea un partido cuya dirección obedezca a los mandatos que le dan las bases.
Ha admitido que el debate soberanista haya significado que el PSC se el partido "que ha sufrido más que ningún otro", porque se insta a los ciudadanos a tener que elegir entre Cataluña y España, y él es partidario del federalismo y el acuerdo con el Estado, que no es la 'tercera vía', como se le denomina en los círculos políticos, sino la primera.
"El PSC debe continuar siendo una fuerza política que sume diversidad, que haga bandera de la pluralidad", ha dicho Navarro, y que así lo ha hecho en la ejecutiva que confeccionó en el congreso de diciembre de 2011 y en las listas electorales que se han hecho durante este periodo.
Pese a sus esfuerzos, ha admitido que "los matices habían superado el proyecto" y prueba de ello es la división en el grupo del PSC en el Parlament ante el debate soberanista, cuando en enero tres diputados (Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura) rompieron la disciplina de grupo y rechazaron votar en contar del acuerdo que alcanzaron CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP.
GRACIAS A RUBALCABA
En su intervención, también ha tenido palabras para el secretario general saliente del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien le ha agradecido que haya asumido "que la propuesta federal es la solución viable y sensata" que necesitan tanto Cataluña como el resto del Estado.
"Ahora es el momento de dar las gracias al compañero Rubalcaba, quien de forma valiente y no con pocas resistencias, supo escuchar, comprender y tomar una decisión", ha añadido.
En cuanto al futuro del PSC, Navarro ha dicho que debe pivotar en torno a dos ejes: la política social y la regeneración democrática y en este sentido, le ha pedido a su sucesor que apueste por las primarias a la hora de elegir los cabezas de lista a las instituciones.
Ha dicho que durante su mandato se han dado primeros pasos en esta línea, como las primarias para designar al 'número 1' del PSC a Europa y las que se han hecho en un centenar de municipios para nombrar a los alcaldables, entre ellos en Barcelona.