Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Narbona "le gustaría saber" por qué "algún compañero o compañera" se siente "incómodo" con la plurinacionalidad

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, se ha preguntado este domingo en Santander por qué "algún compañero o alguna compañera", en alusión a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, "se siente incómodo" con la plurinacionalidad.
Narbona ha recordado que la expresión "plurinacionalidad" se incluyó en el documento político aprobado en el 39 Congreso del PSOE, por ello se ha cuestionado "en voz alta" qué parte "no entendieron" del acuerdo firmado en 2010 entre Felipe González y Carme Chacón en el que se decía que "la fuerza de España era la de ser una nación de naciones, en plural, naciones".
"Una nación de naciones, significa, que yo sepa, plurinacional", ha zanjado Narbona durante su intervención en la clausura del XIII Congreso Regional del PSOE de Cantabria en el que se ha ratificado a Pablo Zuloaga como nuevo secretario general, después de que ganase las primarias hace dos semanas a su antecesora, Eva Díaz Tezanos.
Por ello, se ha preguntado "qué parte no hemos entendido porque en el año 2010, y después tampoco, nunca oí una sola palabra contra nuestro compañero, secretario general y presidente, Felipe González, a quien tanto debemos en el PSOE y a quien tanto debe la sociedad española", palabras que han recibido el aplauso de los congregados.
Narbona ha dicho en tono "desenfadado" que ella, por su experiencia vital -es madrileña, hija de andaluces, ha vivido en Italia, diez años en Sevilla, en Madrid y conoció a su pareja, Josep Borrell, en Cantabria--, es "bastante plurinacional".
Además, ha instado a "no perderse" en "discusiones semánticas" a este respecto porque "a veces, las palabras tienen trampas" y ha advertido de que "quienes se aprovechan de las trampas son siempre los que no quieren que los socialistas avancemos, volvamos a tener esa conexión con la ciudadanía que perdimos" hace algunos años, como le ocurrió, tal y como ha añadido, a otros partidos socialistas en la Unión Europea.