Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nacionalistas son la llave para una investidura de izquierdas

Son agentes pasivos, de momento. Los partidos nacionalistas pueden ser esenciales en una eventual investidura. En Esquerra Republicana de Catalunya, con nueve escaños, recibieron el viernes la llamada del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Pero ponen una línea roja para dar su sí a Sánchez: que reconozca el derecho de autodeterminación del pueblo catalán. La misma reivindicación la escuchamos del recién elegido presidente de la Generalitat. El convergente Puigdemont no ve especiales diferencias entre Sánchez y Rajoy. Otra cosa es cómo gestionen los convergentes sus apoyos en el Parlamento. Iglesias contactó también con su portavoz en el Congreso. Tomas de contacto nada definitivas aún, que no habría tenido el PNV. Con seis escaños, ve con mejores ojos a Sánchez que a Rajoy, pero pide más claridad en el modelo territorial. Unos y otros tantean el terreno, porque aún no ha llegado la hora de jugar sus cartas. Aunque parece claro que Ciudadanos y PP están fuera, salvo cambios grandes de última hora, de esta partida.