Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Murcia elabora un inventario de daños y damnificados y espera que Estado apruebe zona catastrófica

El equipo de Gobierno del presidente Pedro Antonio Sánchez está elaborando un inventario en el que se recogerá la cifra de damnificados y daños ocasionados por las fuertes lluvias de este fin de semana, que han causado importantes destrozos en la Comunidad, principalmente en los municipios marmenorenses (Los Alcázares, San Javier y San Pedro del Pinatar).
Sánchez ha trasladado a los consejeros que se trabaje, de manera "inmediata", en la elaboración de propuestas y actuaciones que, con carácter de urgencia y a través de obras de emergencia o reparación, "tienen que ser incluidas en un decreto que se tiene que remitir al Estado para obtener la declaración de situación de naturaleza catastrófica, dentro de las actuaciones que son necesarias acometer por las riadas de este fin de semana". Su aprobación es "inminente" y se espera que el Consejo de Ministros pueda aprobarlo este viernes.
Así lo ha anunciado este martes la portavoz del Ejecutivo murciano, Noelia Arroyo, quien ha dado cuenta de ello tras el Consejo de Gobierno, reunido con carácter extraordinario para evaluar la situación y en el que se ha dado cuenta del estado de las infraestructuras, patrimonio, cultivos, redes fluviales, comunicaciones y damnificados.
Tras confirmar que se mantiene la presencia de la UME, que este lunes desplegaron a más de 200 efectivos del primer y tercer batallón, además del nivel 2 del Plan Inunmur, ha dejado claro que la prioridad que ha marcado el presidente murciano a su equipo de Gobierno es que "se haga el listado de edificios e infraestructuras dañadas para que, en coordinación con la Delegación del Gobierno, se facilite al Estado".
Arroyo, que ha reconocido que es imposible aún dar datos aproximativos sobre el número de personas afectadas y pérdidas económicas, ha comentado, a modo de ejemplo, que en el caso de Los Alcázares "se han perdido todas las cosechas y hay zonas donde aún no se ha podido intervenir, ya que los accesos están incomunicados".
Otro de los asuntos abordados ha sido que la Comunidad está dispuesta a incrementar el Fondo de Contingencia, que se contempla en los Presupuestos de la Región, ya que "no tiene límites y se puede incluir cualquier tipo de recurso e ir ampliando conforme a las necesidades".
Igualmente, esta misma mañana, en colaboración con la Delegación del Gobierno y ayuntamientos, se habilitarán oficinas y puntos de atención personalizada en cualquier punto de la Región para que los damnificados por las riadas "puedan obtener la máxima información con las menos trabas posibles".
La portavoz del Gobierno regional, que ha aplaudido que la normalidad "se esté recobrando poco a poco", ha explicado que el CAR de Los Alcázares ha acogido a 200 personas en sólo dos días, mientras que las clases se han retomado en 25 municipios de la Región, a excepción de Beniel, Los Alcázares, San Pedro y San Javier. Asimismo, no ha habido clase en dos colegios de Murcia (uno en Monteagudo y otro en El Raal) y en dos de Torre Pacheco.
En cuanto a los centros de día de 28 municipios de la Región que cerraron este lunes por seguridad "se han abierto con normalidad, así como todos los centros de Atención Primaria y consultorio de la zona del Mar Menor, incluyendo Lo Pagán, que están funcionando este martes con normalidad".
Dentro de los municipios afectados "se han atendido en Los Alcázares 64 asistencias, 26 en San Javier, 24 en Murcia, 13 en San Pedro y cinco en Torre Pacheco".
En cuanto a las carreteras, el balance arroja, hasta el momento, 11 cortadas al tráfico y 13 afectadas, por lo que desde el Gobierno regional se pide circular con precaución.