Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moreno pide a Susana Díaz abrir el grupo sobre el impuesto de sucesiones a los grupos y a plataformas ciudadanas

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha enviado una carta a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por la que le reclama que el grupo de trabajo que el PSOE-A y Cs constituyen este miércoles para abordar una reforma del impuesto de sucesiones y donaciones, se abra al resto de grupos políticos con representación en el Parlamento y a las plataformas ciudadanas que han venido mostrando su preocupación y aportando propuestas "para hacerlo más justo".
Así lo ha trasladado la portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo, en rueda de prensa, donde ha reprochado a Susana Díaz que "es absolutamente incierto que quiera diálogo" en esta nueva etapa de su Ejecutivo pues ha dejado fuera de ese órgano a la sociedad y al resto de formaciones políticas. "Esta etapa no es de diálogo, es más sectaria aún si cabe", ha apostillado.
En la misiva, consultada por Europa Press, Moreno traslada a la presidenta su colaboración y la de sus grupo para "trabajar juntos" en una reforma del impuesto de sucesiones que acabe con el modelo actual que "obliga a los andaluces a pagar más que otros españoles por un mismo tributo".
El líder del PP-A defiende que la puesta en marcha de dicha mesa de trabajo "debe ser una oportunidad para abrir un debate franco, fructífero y de amplia participación que hasta ahora no se ha producido en el seno del Gobierno andaluz". "Cerrar ese grupo de trabajo exclusivamente a los partidos que sostienen al Ejecutivo --PSOE-A y Cs-- no responde a los criterios de apertura y consenso que necesita Andalucía", ha abundado.
Así las cosas, hace mención Moreno en la misiva a las palabras que pronunció la presidenta en su comparecencia ante el Pleno del Parlamento el pasado 7 de junio, cuando dijo que "cumpliremos mejor nuestra obligación si abrimos un debate franco entre todos y alcanzamos una posición conjunta que anteponga los intereses de Andalucía por encima de coyunturas políticas". Asimismo, prosigue el dirigente del PP-A, "se mostró contraria a aplicar un criterio único a la hora de gobernar y se comprometió a fomentar el diálogo y la participación para la toma de decisiones".
De ahí, el popular entiende que cerrar el grupo de trabajo para reformar el impuesto de sucesiones y donaciones a dos partidos "es incumplir su obligación como presidenta", de manera que le ha reclamado que entren a formar parte del mismo tanto el resto de partidos políticos con representación en el arco parlamentario como las plataformas ciudadanas interesadas.
"Entiendo de esas palabras que, salvo que ahora quiera desdecirse, no hay razón alguna para que no haya apertura de ese órgano parlamentario a todas las formaciones políticas con representación parlamentaria y las plataformas ciudadanas creadas para defender la reforma del impuesto de sucesiones y donaciones", agrega Moreno, antes de sostener que su ofrecimiento es "sincero y leal".
Con todo, el líder andaluz del PP defiende que abrirse el grupo de trabajo al resto de agentes "tendría como resultado un debate más rico y representativo de la sociedad andaluza del que puede un órgano parlamentario cerrado exclusivamente a PSOE-A y Cs".
DOS PROPOSICIONES DE LEY
Entretanto, y para hacer frente a dicho impuesto, los populares andaluces han registrado en la Cámara autonómica dos proposiciones de ley, que esperan que lleguen al Parlamento en julio, una encaminada a conseguir la bonificación de dicho impuesto al 99 por ciento, y otra para terminar con las "injusticias" que provoca dicho tributo tal y como está planteado en Andalucía ahora.
Crespo, que ha garantizado que el PP-A no permitirá "otro parche" en la reforma del impuesto de sucesiones y donaciones y que ha señalado que es la tercera vez que el PP-A reclama participar en su reforma, ha considerado que el Gobierno andaluz "parchea" para "no admitir sus errores", por eso ha defendido que "el diálogo y transparencia es fundamental".
Así, la portavoz parlamentaria, que ha comparecido acompaña del portavoz del PP-A en Hacienda, José Antonio Miranda, ha explicado que la primera iniciativa legislatura que ha registrado su grupo persigue "eliminar cuestiones injustas desde punto de vista administrativo" y busca el respaldo de aquellos grupos que, por cuestiones ideológicas, no están a favor de bonificar el impuesto.
Entre otras cuestiones, proponen corregir el "injusto" error de salto que se produce ahora "para acabar con situaciones de desigualdad", también reclaman que las exenciones de hasta 120.000 euros de padres a hijos sea extrapolable a los inmuebles o que se rebajen los coeficientes para determinar los valores catastrales lógicos adaptados al mercado inmobiliario.
De otro lado, han explicado que la segunda proposición de ley reclama la bonificación del tributo al 99 por ciento, una exigencia a la que el PP-A no está dispuesto a renunciar porque "lo pide la sociedad andaluza al completo". "No se puede perder más tiempo en esa discriminación que sufrimos los andaluces respecto a los demás españoles", ha aseverado.