Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los compañeros del cabo fallecido en Líbano arropan a la familia en el funeral

Los hombres y mujeres de la Brigada de Infantería Mecanizada 'Guzmán el Bueno' X, es decir, los que en los últimos años habían sido los compañeros del cabo Francisco Javier Soria Toledo, que falleció en el sur de Líbano, han arropado a la familia durante el funeral oficiado en su honor. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presiden el funeral.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, que ha impuesto al cabo, a título póstumo, la Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo, ha presidido la ceremonia fúnebre por este militar fallecido en acto de servicio, a la que también han asistido el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios; el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey, y el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra.
El cabo Soria, de 36 años y natural de Málaga, ingresó en las Fuerzas Armadas en 2004 y pertenecía a la Brigada de Infantería Mecanizada 'Guzmán el Bueno' X de Cerro Muriano. Se encontraba en Líbano desde el pasado noviembre, aunque era la segunda vez que participaba en esta misión de Naciones Unidas.
Tras los actos en la base militar cordobesa, el cuerpo será incinerado en Málaga, su ciudad de origen, según ha indicado el subdelegado del Gobierno en la provincia malagueña, Jorge Hernández Mollar.