Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montserrat González confiesa que mató a Isabel Carrasco por "inquina personal"

Fue Monserrat González, la madre,  la que disparó a Isabel Carrasco. Se lo dijo a los policías que la custodiaban en un pasillo de la comisaría de León. “Dejad en paz a mi hija porque fui yo la que disparó”. Son palabras textuales, de la confesión de una mujer cargada de inquina, de rencor, hacia  la presidenta de la diputación, Isabel Carrasco. Hasta cinco veces planeó asesinarla. La autoría está confesada. Pero aún hay flecos en esta historia de odio enquistado y avivado con la salida de Triana de la diputación y un pleito que acabó perdiendo. Los investigadores creen que madre e hija planearon el crimen durante semanas. En el ático donde vivía Triana, la policía ha encontrado  fotos de la víctima. Planos de seguimiento,  medio kilo de marihuana  y una pistola, que no es la del crimen. Todo está en dependencias policiales.