Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La asesina confesa de Carrasco compró las armas a un toxicómano en Gijón

Montserrat González, la asesina confesa de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha admitido ante los investigadores de la Policía que adquirió las dos armas que ella y su hija tenían en su poder a un toxicómano en Gijón (Asturias), según han informado fuentes de la investigación. Los agentes investigan también si la tercera imputada, la policía municipal amiga de Triana, pudo haberlas ayudado a conseguir el arma.

 

Estas mismas fuentes han precisado que la adquisición de esas armas tuvo que ser al menos hace más de un año, puesto que es el tiempo que lleva muerto el toxicómano que se las vendió.
Esas dos armas son un revolver de la marca Taurus, con el que asesinó a la dirigente popular, y una pistola del calibre 7.75 milímetros, que fue encontrada por la Policía en el registro realizado en el domicilio de la hija el mismo día del asesinato.
Ambas pistolas tienen una característica en común como es que cuentan el número de referencia borrado, algo habitual en las armas que se adquieren en el mercado negro.
Los investigadores policiales se centran ahora en averiguar quién fue el enlace entre la madre y el vendedor de las armas en Gijón. Una de las sospechas es que fuese la tercera imputada, la policía municipal detenida cuando entregó en comisaría el arma con la que presuntamente se cometió el asesinato.