Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montilla avisa de que el 1-O "puede amenazar la unidad civil" de Catalunya

El expresidente de la Generalitat José Montilla ha avisado este martes de que el proceso independentista y la convocatoria del referéndum unilateral anunciado para el 1 de octubre "puede amenazar la unidad civil" de Catalunya.
En un artículo en 'El Periódico' recogido por Europa Press, señala que, después de que el Govern haya presentado la ley del referéndum, se siente con la "obligación de llamar la atención sobre las consecuencias negativas del llamado 'procés".
"Esta normativa con que el Govern quiere convocar la consulta es "un paso más en un camino sin retorno" que conduce a muchos conflictos y ninguna solución, y que deteriora gravemente el autogobierno catalán, ha lamentado.
Ha pedido al Govern recordar que su acción depende de las mayorías parlamentarias y que la presidencia de la institución "obliga a tener presente los sentimientos y las sensibilidades del conjunto de los ciudadanos y las ciudadanas de Catalunya, piensen como piensen".
Pero el actual Govern "dedica todas sus energías a las incidencias del 'procés' y esto le resta capacidad para dirigir el conjunto de la Administración catalana" y para tomar iniciativas en los ámbitos concretos de la acción de gobierno, añade.
Se ha preguntado qué proyectos relevantes está impulsando y qué decisiones estratégicas ha adoptado en los ámbitos sobre los que tiene competencias: "La Generalitat, que debe ser inclusiva por definición, aparece al servicio de una única causa en clara confrontación con una parte muy importante de la sociedad catalana".
CAMBIO DE RUMBO
Ante este escenario, ha reivindicado un cambio de rumbo, y ha avisado de que, si no se hace pronto, se corre el riesgo de que "se cronifique la situación de bloqueo: ni adelante, ni atrás".
"Un gobierno, el de Catalunya, no quiere negociar otra cosa que no sea el referéndum, bajo amenaza de unilateralidad; otro gobierno, el de España, encuentra en esa actitud la mejor excusa para no adoptar ninguna iniciativa en positivo", analiza Montilla, que asegura que en España hay un consenso muy amplio sobre la necesidad de introducir reformas en la organización territorial de España y facilitar una mejor integración de Catalunya.
"A partir de este consenso estoy seguro de que podríamos trabajar para encontrar un espacio de concordia entre las fuerzas políticas del país que abra el terreno a la negociación", asegura, y contrapone esta vía al camino sin salida al que conducen tanto la Generalitat como el Estado.