Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moncloa valora la "rectificación" de Puigdemont pero reitera que no puede condicionar el formato ni impedir una votación

El Gobierno ha puesto en valor este viernes la "rectificación" del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, al aceptar acudir al Congreso de los Diputados para participar en un debate sobre el referéndum pero le ha recordado que no puede condicionar el formato ni impedir una votación parlamentaria al respecto.
El Ejecutivo ha valorado que Puigdemont haya enviado este viernes una carta a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en la que se ofrece a ir a la Cámara lo "más pronto posible" para debatir sobre el referéndum, una iniciativa que había sido planteada desde Moncloa, que lo ve como una "rectificación" a su negativa inicial.
El Govern ha insistido en varias en ocasiones que Puigdemont no tiene problemas en acudir al Congreso, pero no quiere repetir una votación condenada de antemano al fracaso y revivir episodios como el debate sobre el Plan Ibarretxe o la consulta del 9N.
En este sentido, el Gobierno reitera que Puigdemont "no puede
condicionar ningún formato parlamentario" su comparecencia, que
corresponde decidir a la Cámara, "y mucho menos poner obstáculos a que el Congreso dé su opinión a través de una votación parlamentaria".
"Porque las votaciones son precisamente la forma en que los legítimos representantes de la soberanía nacional expresan su posición política sobre los asuntos que afectan al conjunto del pueblo español", argumenta al respecto en un comunicado de la Presidencia del Gobierno.
VÍA UNILATERAL
Asimismo, desde el Ejecutivo de Mariano Rajoy se recuerda al Govern catalán que este cambio de postura se produce tan solo una semana después de anunciar la fecha y la pregunta del referéndum unilateral que pretender celebrar el 1 de octubre.
"Tan errática postura nos lleva a insistir en que el señor Puigdemont debe explicar en el Parlamento la vía unilateral que ha escogido, así como el contenido de la llamada Ley de Transitoriedad en la que están trabajando, y todas y cada una de las decisiones que piensa adoptar si el Estado no se aviene a cumplir sus exigencias", recalca el Gobierno.
En su misiva, el presidente catalán recalca que es "importante" que todos los diputados del Congreso "puedan escuchar, en tanto que máximo responsable institucional de Cataluña, las razones por las cuales" han llegado hasta esta convocatoria, expone en la misiva a la que ha tenido acceso Europa Press.
Puigdemont recuerda a la presidenta que ya ha convocado el referéndum para el 1 de octubre y pese al rechazo del Estado, y concluye: "Estoy convencido de que un debate de esta trascendencia es necesario y se ajusta a lo que los ciudadanos esperan de sus instituciones de representación".