Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El religioso infectado de ébola en Sierra Leona llegará a España entre el domingo y el lunes

El hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios Manuel García Viejo, infectado por ébola en Sierra Leona, será repatriado y llegará a Madrid entre el domingo y el lunes, donde todo apunta que será tratado en el complejo hospitalario La Paz - Carlos III, según ha anunciado en rueda de prensa la directora general de Salud Pública y Calidad e Innovación, Mercedes Vinuesa.

El enfermo habría dado positivo en la prueba de ébola a primeras horas del sábado, aunque no habría solicitado ser repatriado hasta esta tarde, cuando la Orden ha cursado la petición formal al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que ha iniciado el procedimiento.
Tras la petición de la Orden de San Juan de Dios, hacia las 17.00 horas, se ha convocado una reunión interministerial, un grupo de coordinación que ha presidido la ministra de Sanidad, Ana Mato, donde también han estado representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, del Ministerio de Defensa y de la Comunidad de Madrid. La reunión ha comenzado a las 18.30 horas y ha concluido en torno a una hora más tarde.
Un avión de las Fuerzas Armadas está "ahora mismo dispuesto y preparándose para salir", ha indicado Vinuesa, terminando los últimos planes de vuelo. La aeronave medicalizada, con el mismo dispositivo que trasladó a España al fallecido compañero de orden del hermano García Viejo, el padre Miguel Pajares, partirá desde Sierra Leona entre el domingo y el lunes.
Una vez que el enfermo llegue a Madrid, será un dispositivo de Sanidad Exterior quien lo reciba en el aeropuerto, que lo entregará a los responsables de la Comunidad de Madrid y será trasladado al complejo hospitalario La Paz - Carlos III de Madrid, donde fueron tratados tanto el padre Miguel Pajares como la monja Juliana Bonoha.
Vinuesa ha apuntado que España está trabajando en coordinación con otros países para la preparación de los protocolos de repatriación, así como el "abordaje del virus ébola". Además, ha apuntado que se ha informado al resto de países sobre la repatriación. También ha indicado que el riesgo de salud pública es "prácticamente nulo".
La directora general de Salud Pública ha añadido que no hay más españoles en el Hospital San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar, si bien la Orden tiene otro hospital en el país. Vinuesa ha añadido que las comunicaciones con el país han sido complicadas.
De hecho, el Gobierno de Sierra Leona impuso este viernes un toque de queda de tres días para frenar la expansión del brote de ébola en el país, donde el número de infectados supera ya el medio millar. Durante el toque de queda, unos 30.000 voluntarios y sanitarios visitarán casa por casa para a los seis millones de habitantes para concienciarles del virus y aislar a los enfermos.
En la rueda de prensa han estado presentes el subdirector general de Sanidad Exterior, Fernando Carreras, y el coordinador del centro de alertas del ministerio de Sanidad, Fernando Simón. No han comparecido representantes del Ministerio de Defensa ni de la Comunidad de Madrid, que sí han estado presentes en la reunión interministerial.
El Hermano Manuel García Viejo, de 69 años, es médico especialista en medicina interna y diplomado en medicina tropical, y pertenece a la OHSJD desde hace 52 años. Asimismo, ha dedicado los últimos 30 años a trabajar en África, y desde hace 12 años es el director médico del Hospital San Juan de Dios en Lunsar.