Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Millo pide a Puigdemont "dejar de lado el chantaje y el monólogo" y llevar su propuesta al Congreso

Dice que el Govern "no tiene tanto poder como para anular la democracia" de la Constitución
El delegado del Gobierno central en Cataluña, Enric Millo, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "dejar de lado el chantaje y el monólogo y hacer un paso más en dirección a la democracia", exponiendo su propuesta en el Congreso de los Diputados.
"Es tan importante el desafío que propone, que pedimos que lo haga en nuestra mejor casa, la de todos los catalanes y españoles, donde reside la soberanía del pueblo", ha insistido Millo al presentar al líder del PP en Barcelona, Alberto Fernández, en un acto para hacer balance de los dos primeros años de mandato de Ada Colau.
Millo ha advertido a la Generalitat de que el Gobierno central "está listo para defender la democracia por las causas constitucionales", y ha advertido de que a la democracia española ni se la chantajea ni se le mandan ultimátums.
Ha avisado al Govern de que "no tiene tanto poder como para anular toda la democracia que contiene la Constitución, votada por todos los españoles", después de que Puigdemont asegurara este lunes en su conferencia en Madrid de que el Estado no dispone de tanto poder como para impedir tanta democracia, en referencia al referéndum.
Ha dicho que el Govern recurre a un "lenguaje mesiático y profético, repitiendo un historia de agravios, anunciando ultimátums y jornadas históricas" y hablando en nombre de los catalanes, cuando JxSí no logró la mitad de los votos en las últimas elecciones.
El delegado del Gobierno ha criticado que Puigdemont expuso un monólogo ante un "auditorio amigo", pero en cambio no acudió ni a la Conferencia de Presidentes ni al debate de financiación económica.