Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Millet acusa al Palau de encubrir el cobro de comisiones de CDC

Apunta directamente a la actual presidenta del Palau: "Están implicados hasta las trancas"
El abogado de Fèlix Millet, Abraham Castro, ha acusado a la Fundació del Palau de la Música, acusación particular en la causa del caso Palau, de "ignorar cuando no encubrir" el presunto cobro de comisiones de CDC a Ferrovial a través de la institución cultural.
"Nunca me había encontrado una causa donde las defensas confiesan algo que las acusaciones encubren", ha sostenido el abogado en su informe final en la sesión de este martes del juicio del caso Palau, en el que ha apuntado directamente a la actual presidenta de la institución, Mariona Carulla, que era vicepresidenta en la época del expolio.
El caso Palau tiene dos vertientes: por un lado, el expolio de la institución por parte de Millet y de su 'número dos' Jordi Montull y, por otro, el supuesto cobro de comisiones de CDC, sobre el que los abogados del Palau ha evitado formular acusación.
Castro ha lamentado que el Palau no acuse a CDC y, sin embargo, pida "penas absolutamente draconianas" de más de ochenta años de cárcel para Millet, Montull y la hija de éste y entonces directora financiera de la institución, Gemma Montull.
La defensa de Millet hace su lectura sobre esta postura: "Piden penas ejemplarizantes cuando sus clientes están implicados hasta las trancas en los hechos. Se está pidiendo el apedreamiento de la adúltera porque tienen muchos pecados que ocultar".
La Fiscalía sostiene que el CDC cobró al menos 6,6 millones de euros de donaciones ilegales de Ferrovial a través del Palau de la Música, que la constructora supuestamente pagaba al partido a cambio de concesiones de obras públicas desde instituciones que controlaban.
El fiscal Emilio Sánchez Ulled cree que hay numerosa información que confirma este desvío de fondos al partido y, en sus declaraciones como acusados en juicio, tanto Millet como Montull y su hija reconocieron estos pagos, aunque CDC y los exresponsables de Ferrovial acusados lo negaron.