Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Método 3 admite que grabó ilegalmente a Sánchez-Camacho

Alicia Sánchez-CamachoEFE

La agencia de detectives Método 3 y la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, han alcanzado este miércoles un acuerdo por el que la agencia admite que grabó ilegalmente a la dirigente popular en su encuentro con la expareja de Jordi Pujol Ferrussola Victoria Álvarez, e indemniza a la dirigente popular con 80.000 euros por los daños causados, han informado fuentes populares.

En el acuerdo, Método 3 asume que ha perjudicado a la dirigente con su investigación y se compromete a velar por que el contenido de esa grabación no se difunda; a cambio, Camacho acepta las disculpas de la agencia y, según el acuerdo, "concede el más amplio perdón tanto civil como penal a la mercantil Método3, S.A. así como al personal, apoderados y administradores de la misma".
En un acuerdo similar, Método 3 indemniza también a Victoria Álvarez aunque con una cantidad inferior a la de Camacho, han informado a Europa Press fuentes de la defensa, y la exnovia de Pujol también renuncia así a emprender cualquier acción civil o penal.
Según fuentes judiciales, el secreto de sumario se mantendrá durante otros 30 días a la espera de que la Fiscalía determine también si ve razones para mantener abierta la vía penal o cierra el caso.
El conocimiento de la existencia de la grabación del almuerzo entre Camacho y Álvarez, en julio de 2010 en el restaurante barcelonés La Camarga, destapó una presunta trama de espionaje a varios políticos catalanes a través de la agencia Método 3.
Puede que siga la investigación
Los acuerdos alcanzados entre Camacho y Álvarez con la agencia de detectives implican que la vista civil no llegará a celebrarse, y está en manos de la Fiscalía si se mantiene el caso en la vía penal a raíz de haber encontrado indicios de más delitos en la documentación incautada en la sede de Método 3.
Según fuentes populares, el acuerdo implica retirar las acusaciones contra Método 3 y sus empleados, pero no cierra la puerta a que la investigación siga adelante si determina que puede haber responsabilidades de terceros.
Método 3 admite en el acuerdo que dos exempleados de la agencia "grabaron y difundieron la grabación de la conversación", la divulgación de cuyo contenido queda prohibida expresamente en el pacto sellado este miércoles.