Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mendia (PSE) apoya la iniciativa de Pedro Sánchez de convocar el Congreso Federal

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, considera que el PSOE ha llegado a "una situación de no retorno" que tiene que tener su "salida natural" en el Congreso en el que se elija al nuevo secretario general y las líneas estratégicas a seguir porque "está en juego el futuro del partido".
Además, ha afirmado que sería "difícil de entender" que compañeros socialistas rechazaran en el comité federal del sábado que "la militancia hable", y no cree que la presidenta andaluza, Susana Díaz, lleve al PSOE a ser "subalterno del PP".
En una comparecencia ante los medios de comunicación tras la Ejecutiva del PSE-EE en la que se han analizado los resultados de las elecciones del pasado domingo en Euskadi, Mendia ha recordado que el PSOE "tuvo multitud de reuniones del Comité Federal" en las que se tuvo "profundos debates y se acordó una posición política de votar 'no' a Mariano Rajoy y al PP", pero, "luego, parece que hay dos visiones o dos posiciones".
"Creo que, sobre todo por honestidad por la ciudadanía, por encima de todo, el PSOE tiene que tener una idea clara y trasladable a la ciudadanía, para que la ciudadanía entienda qué defiende el Partido Socialista", ha añadido.
En este sentido, comparte con la Ejecutiva federal y con Pedro Sánchez que "la mejor manera de hacer eso es a través de la convocatoria de un congreso, que los militantes hablen, elijan el nuevo secretario o secretaria general y, a través de una ponencia política, se establezcan cuáles son las líneas estratégicas" del partido.
Idoia Mendia ha negado que el proceso congresual vaya a dividir al partido y ha apuntado que, "si hay una cierta confrontación de personas o de propuestas, lógicamente obliga al conjunto de la militancia y a los delegados del Congreso a debatir, acordar y votar, decidiendo, y luego, todos detrás de lo decidido". "Eso siempre con diferentes personas o con diferentes postulados ideológicos", ha apuntado.
Preguntada por si el PSE-EE seguirá apoyando a Sánchez, ha afirmado que ahora se abre el proceso congresual y habrá que ver "quién se presenta y si se presentan más candidatos".
CONGRESO
La líder de los socialistas vascos ha destacado que la comisión ejecutiva ha convocado un comité federal con una propuesta de convocatoria de congreso, que entiende que "saldrá adelante".
"Me resultaría difícil entender que hubiera compañeros que se opusieran a que la militancia hablara. Yo creo que método que hemos elegido los socialistas, en una evolución permanente hacia canales más democráticos, es que el conjunto de la militancia participe en la elección del secretario general", ha subrayado.
Por ello, "en estas circunstancias actuales", le parece "lo mejor" y entiende "que no va a haber nadie capaz de decir que esto no es lo que toca o no es lo correcto". En esta línea, ha destacado que los militantes "son un activo importantísimo en el PSOE".
Idoia Mendia ha rechazado que la presidenta del Partido Socialista en Andalucía lleve al PSOE a ser "subalterno" del PP. "Yo no creo que sea así. Yo lo único que digo es que la gente que participe en el comité federal hable en libertad, diga lo que piensa y lo diga allí, que es el órgano competente", ha indicado.
A su juicio, "lo sorprendente es lo contrario, que hagan discursos en el comité federal encaminados a votar que no al PP y, luego, nadie se muestre satisfecho y diga otra cosa fuera del órgano competente". "Yo espero que la gente sea coherente, hable allí en plena libertad, como hacemos todos, diga lo que piensa y lo defienda porque es legítimo", ha dicho.
Mendia ha defendido que se ha llegado "a un punto de no retorno y, por lo tanto, es necesario que ese punto de no retorno tenga como salida natural un congreso ordinario, que está convocado desde enero, pero con una resolución federal quedó empantanado en tanto en cuanto se resolviera la gobernabilidad de España".
"Las circunstancias han ido llevándonos a una situación en la que lo mejor es que, definitivamente, el congreso se celebre, la militancia se pronuncie en una cuestión tan importante como es ésa y decida cuál tiene que ser la posición política de fondo del Partido Socialista porque nos jugamos, sobre todo, el futuro del partido", ha advertido.