Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil localiza en la frontera de Melilla a dos inmigrantes ocultos en dobles fondos de vehículos

Melilla cierra la frontera con MarruecosEFE

La Guardia Civil ha descubierto a dos inmigrantes de origen subsahariano ocultos en dobles fondos de sendos vehículos en la frontera que separa Melilla de Marruecos.

Según ha informado un portavoz de la 2006 Comandancia, la primera intervención se ha en el puesto fronterizo de Beni-Enzar cuando los agentes del Instituto Armado procedieron a la inspección de un turismo de la marca Peugeot, modelo 405, de color azul, conducido por un ciudadano marroquí.
Los guardias civiles detectaron que la longitud del maletero era sensiblemente inferior a los de esta marca y modelo lo que les llevó a realizar una inspección más exhaustiva que concluyó con la localización de una persona en un doble fondo practicado bajo los asientos traseros y el maletero.
La citada fuente ha explicado que una vez rescatado del doble fondo y tras ser asistido por la fuerza del resguardo fiscal, resultó ser un joven de Guinea Conakry de 21 años, que atiende a las siglas S.D. En ese momento fue detenido el conductor del vehículo, Z.E.H., de 24 años de edad, natural y vecino del Reino de Marruecos.
Posteriormente y en el mismo paso fronterizo, los agentes inspeccionaban un turismo de la marca Renault, modelo 18, de color gris, con matrícula nacional. El portavoz policial ha indicado que al observar uno de los agentes una elevación anormal para ese tipo de vehículos bajo los dos asientos delanteros, el conductor y único ocupante se percató de ello y emprendió veloz huida a pie hacía el interior del casco urbano de Melilla.
Este fue perseguido inmediatamente, si bien no lograron darle alcance al mezclarse con los numerosos transeúntes que por allí transitaban.
Una vez desenroscadas las cinco tuercas de cabeza hexagonal que sujetaban los asientos y la moqueta al habitáculo, se confirmó la sospecha de una persona de rasgos subsaharianos encajonada en un espacio de muy reducidas dimensiones que dificultaban su respiración y le impedían cualquier movimiento, presentando un fuerte dolor lumbar, entumecimiento y espasmos en las extremidades superiores e inferiores.
Tras ser asistido 'in situ' por los servicios de urgencias, ha debido ser trasladado por indicación médica al servicio de urgencias del Hospital Comarcal de Melilla. El inmigrante localizado, P.B., de 21 años de edad y de origen subsahariano, indocumentado, aunque dice proceder de Malí, fue dado de alta del hospital dos horas después de su ingreso.
Ambos inmigrantes irregulares han sido puestos a disposición judicial en calidad de testigo y posteriormente entregados al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de la aplicación de la vigente Ley de Extranjería.
Por su parte el detenido ha sido puesto a disposición de la Autoridad judicial competente por considerarse autor de un presunto delito contra el Derecho de los Ciudadanos Extranjeros, quien tras oírlo en declaración, decretó su ingreso en prisión.
Asimismo, la Guardia Civil continúa las gestiones tendentes a la localización del conductor huido, del que tiene su descripción física exacta y no se descarta su próxima detención.