Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas reconoce que entregó 90.000 euros a Rajoy y Cospedal entre 2009 y 2010

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas aseguró hoy durante su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal recibieron un total de 45.000 euros cada uno entre los años 2009 y 2010. Además, Bárcenas ha admitido la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B del Partido Popular (PP). El imputado, ha aportado al magistrado numerosa documentación, incluido un pendrive, han confirmado fuentes jurídicas. Así mismo también ha asegurado que él personalmente, no realizó ninguna entrega de dinero en concepto de sobresueldos al expresidente del Gobierno José María Aznar.

A lo largo de su comparecencia ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, el que fuera gerente y tesorero del Partido Popular ha cambiado radicalmente su estrategia respecto a  interrogatorios anteriores y ha  admitido  la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B del Partido Popular (PP). El imputado ha aportado al magistrado numerosa documentación, incluido un pendrive.
El imputado, que ha respondido a las preguntas del magistrado, el fiscal Antonio Romeral y las acusaciones y defensas personadas en la causa que investiga la presunta contabilidad B del PP gestionada por el extesorero durante más de cuatro horas, ha precisado que carece de recibos que demuestren estos pagos.
Así, ha especificado que el primero de los pagos se realizó tras el inicio del caso Gürtel, momento en que el partido decidió liquidar la caja donde guardaba el dinero en efectivo procedente de los pagos realizados por distintos empresarios.
Bárcenas ha indicado que en la caja había depositados en 2009 más de 40.000 euros y que repartió la cantidad en dos partes, que dió a Rajoy y Cospedal. El excedente de dinero sobrante tras el reparto fue adjudicado también al presidente del Gobierno.
Además, ha agregado que en 2010 pagó otros 25.000 euros a cada uno de los dos dirigentes populares, en esta ocasión en efectivo. El dinero, fue entregado en mano en billetes de 500 euros introducidos en sobres marrones. Cospedal recibió esta última cantidad en su despacho de Génova. Los 50.000 euros repartidos procedían de la devolución de un préstamo realizado al PP gallego.
No obstante, Bárcenas no ha podido aportar recibos de los pagos ya que, según ha concretado, "ni a los donantes ni a los receptores se les exigían 'recibís'".
Ha admitido la autenticidad de los documentos que reflejan la contabilidad B del partido, que ha ido confirmando uno o uno ante el juez. Además, ha aportado abundante documentación y un pendrive "que contiene datos del disco duro de un ordenador" que no pudo sacar de la sede del PP en Génova.
NIEGA RELACIÓN ENTRE DONATIVOS Y ADJUDICACIONES
A pesar de negar una correlación expresa entre las donaciones efectuadas por distintos empresarios y las adjudicaciones de obra como contrapartida, Bárcenas sí ha admitido una "ayuda" de los constructores en las campañas electorales.
"Las donaciones no respetaban los límites legales", ha asegurado el extesorero, que ha añadido que el 'modus operandi' se inició en los tiempos del también extesorero Rosendo Naseiro. "Era el procedimiento establecido desde aquella época", ha dicho. "Vosotros nos ayudáis con las campañas electorales y nosotros con los contratos", ha resumido.
NUEVO ESCENARIO
El regreso de Bárcenas a la Audiencia Nacional se produce en un nuevo escenario marcado por las revelaciones realizadas por el exgerente al director de El Mundo Pedro J. Ramírez. En una conversación de cuatro horas mantenida con el periodista, el imputado dijo que el PP lleva 20 años financiándose de forma ilegal, a través de la recepción de donaciones aportadas por empresarios interesados en conseguir la adjudicación de obra pública.
Aseguró que era el también extesorero Álvaro Lapuerta el que se encargaba de recibir el dinero, que se le entregaba en efectivo en maletines o sobres en la sede del PP en la calle Génova de Madrid. Los fajos de billetes se guardaban en la caja fuerte. Según la versión ofrecida por Bárcenas, parte de ese dinero se empleaba para el pago de sobresueldos a altos cargos del partido.
No es la primera vez que el extesorero comparece ante Ruz en el marco de esta pieza separada. Bárcenas se sentó ante el juez el pasado 22 de marzo junto a Lapuerta. Entonces, se negó a prestar declaración y recordó que era la "octava vez" que comparecía ante un magistrado. "Nunca más declararé", dijo entonces. Hoy comprobaremos si rompe o cumple esta promesa.