Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez atribuye a Marta Ferrusola, la matriarca del clan Pujol, el manejo de la fortuna familiar

Jordi Pujol, sin respuesta, sobre su papel en los negocios presuntamente ilícitos de su familia. Patriarca, factótum y nexo de todo, dice el auto que autorizó el registro en su casa y que atribuye a su mujer, Marta Ferrusola, un papel clave. Se le puede atribuir la disposición de los fondos de la familia hasta que todos abrieron sus cuentas. Los dos, dice el auto, son los verdaderos dueños de la fortuna familiar. De la Mata se apoya en dos cartas que envió a Andorra. Una es del 2000, cuando se abrió la cuenta a nombre del hijo mayor, pero con una nota que dice que, en realidad, el dinero es de su padre. En la segunda, es el propio padre quien dice que el dinero es suyo y que si le pasa algo, la beneficiaria es su mujer. Pero todos recibían fondos,  presuntamente, blanqueaban dinero, dice el auto, de forma coordinada. Existen indicios que revelan pautas de actuación, coordinación de actividades, asignación de roles...El clan Pujol, una piña, también a la hora de defenderse. El último gesto, el miércoles, pedir que el primogénito se quedara en una prisión catalana. El juez dijo "no", y ordenó su traslado a Madrid, pasando por la cárcel de Zuera, en Zaragoza.