Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos, satisfecho de mantener las exportaciones agrícolas a la UE pese a la disputa judicial sobre el Sáhara

El nuevo ministro marroquí de Exteriores visita España para reunirse con Dastis
El Gobierno marroquí ha mostrado este lunes su satisfacción porque "hasta la fecha" se haya conseguido "preservar" sus exportaciones agrícolas a la UE pese al debate recurrente en el seno de las instituciones europeas sobre la explotación por parte de Marruecos de los recursos del Sáhara Occidental.
A principios de año, Rabat amenazó a la UE con dejar de cooperar en el control de la inmigración por las consecuencias que pudiera tener el fallo del Tribunal de Justicia de la UE que aclaró que ese acuerdo comercial no se aplica en el Sáhara Occidental, territorio distinto de Marruecos.
"El elemento clave desde el día siguiente al fallo es que estaba claro que había que proteger el flujo y la estabilidad de los intercambios agrícolas entre la UE y Marruecos y eso se ha conseguido hasta la fecha", ha señalado el ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita, en rueda de prensa conjunta con su colega español, Alfonso Dastis, al que ha visitado en Madrid.
Bourita ha indicado que "en paralelo" existe un diálogo con la UE para encontrar "la mejor manera de acatar la sentencia del tribunal", diálogo que, en su opinión, "se está desarrollando de manera satisfactoria para que se pueda proteger lo esencial de esta asociación" y preservar los intercambios comerciales teniendo en cuenta los "intereses estratégicos de ambas partes".
En diciembre pasado, el TUE revocó una cancelación anterior y parcial del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos al considerar que podía estar aplicándose indebidamente en el Sáhara Occidental.
En su fallo, argumentó que "no se ha demostrado" que sea "fruto" de los acuerdos de asociación y de libre comercio firmados por la UE con Rabat el hecho de que ciertas de sus cláusulas se hayan "aplicado 'de facto' en algunos casos" a productos saharauis.
"Una supuesta voluntad en ese sentido de la Unión implicaría admitir que ésta ha querido ejecutar los acuerdos de modo incompatible con los principios de autodeterminación y de efecto relativo de los tratados y de la exigencia de buena fe que se desprende del Derecho Internacional", decía el fallo.
Pese a las suspicacias iniciales que generó la sentencia en las autoridades marroquíes, el ministro Bourita se ha mostrado este miércoles tranquilo porque la sentencia no ha tenido mayores efectos sobre las exportaciones de su país. El reino alauí está pendiente ahora de la decisión que el TUE debe tomar sobre el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, a instancias también del Frente Polisario, que fue el que defendía la anulación del acuerdo comercial.
El ministro Dastis ha preferido guardar silencio cuando se ha suscitado la pregunta sobre los efectos de la sentencia del TUE de diciembre pasado sobre las exportaciones marroquíes.
En una intervención inicial, ha calificado de "modélica" la cooperación que España y Marruecos mantienen en materia de seguridad e inmigración y ha abogado por enriquecer la relación bilateral aún más, aprovechando la cumbre bilateral entre los dos Gobiernos y la visita de Estado de los Reyes a Marruecos previstas para este año.