Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario Jiménez descarta que el PSOE gobierne con el PP en Canarias aunque espera que clarifique su posición

El portavoz de la gestora federal del PSOE, Mario Jiménez, ha descartado este lunes que su partido pueda alcanzar un acuerdo de Gobierno con el PP en Canarias, si bien ha dejado abierta la puerta a que se clarifique la situación política en el archipiélago y observar si los populares se unen a la "pulsión" del cambio.
En una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el presidente de la gestora regional, José Miguel Rodríguez Fraga, Jiménez ha dejado claro que no hay "posibilidad" de entablar un gobierno con el PP, pero sí ha insistido en que "si el PP no está con Clavijo, habrá que ver qué opciones de futuro de hay".
En esa línea, ha señalado que ahora se vive una etapa de "emboscada" en la que el ofrecimiento del presidente de los populares, Asier Antona, de liderar un futuro nuevo Ejecutivo, es una "broma de mal gusto". "Cualquier opción de cambio pasa por el PSOE", ha agregado.
Asimismo, ha justificado la ruptura del pacto en Canarias a que el presidente canario, Fernando Clavijo, se puso "nervioso" porque los socialistas llevaban la "iniciativa política", lo que le llevó a cesar a los consejeros en un gesto "irresponsable y frívolo".
En esa línea, ha acusado a Clavijo de producir "inestabilidad" en Canarias y ahuyentar la inversión, al tiempo que ha pedido a CC una "reflexión" porque Clavijo es una "fuente de inestabilidad" y un problema para su partido y para la Comunidad Autónoma.
Como ejemplo de la "debilidad" del nuevo Gobierno canario, ha explicado que Clavijo "ha sacado a la agenda canaria del primer nivel de preocupaciones del Estado" porque se ha "puesto en manos del PP" y ha "regalado" el voto de Ana Oramas en el Congreso. "Lo vimos en la última Conferencia de Presidentes, que la agenda canaria pasó sin pena ni gloria", ha apuntado.
Además, ha dicho que es un presidente "muy malo" para el archipiélago, y por eso, se ha comprometido a "hacer posible" el cambio en el Parlamento, por ahora, desde la oposición, que va a "liderar".
"No concebimos ningún gobierno sin los parámetros progresistas, vamos a estudiar con tranquilidad la situación, cuestionar al Gobierno, medir sus apoyos y ver qué opciones hay para hacer posible un gobierno estable", ha explicado.
VUELVEN LAS "PEORES ÉPOCAS" DE ATI, DICE FRAGA
Fraga, por su parte, ha valorado el "apoyo" de la gestora federal a la labor del partido en las islas en un escenario "complejo" porque el Gobierno está "en precario" y es "inestable", sin respaldo de la mayoría social y parlamentaria.
En su opinión, Clavijo, "ha dinamitado irresponsablemente" el Gobierno regional y "no solo" por el Fdcan sino porque se produce un "choque tremendo" de modelos de gestión que se ha visto en el último "lamentable episodio" de los recortes sanitarios.
A su juicio, Clavijo representa la "política regresiva" de las "peores épocas" de la ATI "más insularista", un modelo que los socialistas no comparten, por lo que ha dicho que su partido está "abierto a todas las posibilidades", un futuro en el que está en "sintonía" con la dirección federal.