Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marín (Cs) espera del nuevo Gobierno andaluz "más diálogo y consenso" con la sociedad "para no repetir errores"

El portavoz de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha indicado este viernes que espera "más diálogo y consenso" del nuevo gobierno de la Junta de Andalucía con la sociedad civil "para que no repitan los errores que han cometido sus predecesores, especialmente en los decretos y propuestas que se han llevado al Parlamento sin el consenso necesario".
En declaraciones a los periodistas, Marín ha valorado los cambios producidos en el Gobierno andaluz y que afectan a seis consejerías. En este sentido, ha calificado de "previsibles" estas sustituciones "porque había una serie de áreas en las que se habían cometido errores importantes y provocaban el mayor descontento en los andaluces".
A su vez, Marín ha mostrado su "sorpresa" por el relevo en la Consejería de Agricultura, ya que "hay una ley que entrará en septiembre en la cámara y todos los agentes sociales y grupos parlamentarios teníamos bastante consenso sobre ella".
Asimismo, ha deseado que las sustituciones en las distintas consejerías "no frenen las medidas que ya están en marcha porque son una batería de propuestas para las que hemos pedido una sexta marcha" porque "son necesarias para mejorar la economía de nuestra tierra y en las que se había relajado el gobierno en los últimos meses".
Entre los ejemplos planteados por Marín en este sentido están las leyes de formación profesional, emprendimiento o agricultura, de ahí que haya insistido en que "estas iniciativas no pueden sufrir retrasos porque hayan cambios en el gobierno".
Finalmente, Marín ha agradecido a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que lo llamara anoche para comunicarle los cambios antes de darlos a conocer públicamente.