Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy defiende el bipartidismo y que lo "más democrático" es que gobierne el más votado

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este lunes el bipartidismo de PP y PSOE que ha estado vigente más de 30 años porque "ha funcionado y puede seguir funcionando en el futuro". Sobre un pacto con Ciudadanos tras las generales, no ha querido entrar en posibles acuerdos de futuro pero ha recalcado que lo "más democrático, razonable y justo" es que gobierne el candidato más votado en las elecciones del 20 de diciembre. Sobre Cataluña , Rajoy ha descartado suspender su autonomía y asegura no tener inconveniente en llamar a Mas.

En una entrevista en una teleción de ámbito nacional, recogida por Europa Press, el jefe del Ejecutivo ha admitido que tiene que dedicar las próximas semanas a hacer "pedagogía" para explicar a los ciudadanos lo que han hecho estos cuatro años. "Tengo que explicar y dedicarle mucho tiempo a por qué hicimos eso y cuáles son los resultados que se han conseguido", ha enfatizado.  
En cuanto a si teme a nuevas informaciones sobre corrupción que puedan afectar al PP, Rajoy lo ha dicho que "en absoluto" y ha añadido que "salga lo que salga" actuará "igual que hasta ahora" y los jueces contarán con "el total y absoluto apoyo del Gobierno". Además, ha reconocido una vez más que los casos de corrupción les ha perjudicado más que las medidas económicas.
Papel de Aznar en la campaña electoral
El jefe del Ejecutivo ha asegurado que desconoce si el expresidente del Gobierno José María Aznar participará en la campaña del PP para las elecciones generales del 20 de diciembre, si bien ha reconocido que es un "activo importante" de su partido.
Así se ha pronunciado en una entrevista después de que el actual presidente de FAES haya alertado de que el crecimiento de Ciudadanos (C's) abre una "probable grieta" en el espacio de centro-derecha que puede afectar al PP en las generales como ya ha ocurrido en Cataluña.
"No sé si va a participar. Es militante del PP y el presidente de honor y si quiere hacerlo, lo hará", ha respondido lacónico el presidente del Gobierno. Preguntado entonces si le gustaría contar con él, Rajoy ha apostillado: "A mí me parece bien. Es un activo importante dentro del Partido Popular".
Suspensión de la autonomía catalana
Rajoy, ha descartado que se tenga que llegar a aplicar la suspensión de autonomía de Cataluña ante el desafío soberanista y se ha mostrado dispuesto a hablar con el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas. "No tengo ningún inconveniente en llamarle", ha enfatizado.
"Solo me he negado a una cosa, a disponer de lo que no es mío. Lo que sea España, lo tienen que decidir todos los españoles", ha enfatizado.
Abundando en esta línea, el presidente ha reiterado su disposición a hablar de todo excepto de lo que vaya en contra de la unidad de España y ha incidido en que hará todo lo posible para que "la nación más antigua de Europa siga siéndolo por los siglos de los siglos".
El jefe del Ejecutivo ha abordado también la posibilidad apuntada por algunos de sus ministros como la número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, o el propio titular de Justicia, Rafael Catalá, de aplicar el artículo 155 de la Constitución.
En su caso, Rajoy ha descartado tener que llegar a una medida tan extrema como la suspensión de la autonomía ante el desafío soberanista. "Inteligencia, mano izquierda y habilidad para evitar llegar a ese punto", ha pedido el presidente.
Tras recordar la pluralidad de Cataluña, con ocho fuerzas en el Parlament, el jefe del Ejecutivo ha enfatizado en cualquier caso que todo el mundo, y máxime si se trata de un cargo público como el presidente de la Generalitat, está obligado a cumplir las leyes. "Hay personas que quieren una opción, separarse, y hay otras muchas que no quieren, y coincido con ellas", ha zanjado.
España: "Un gran país"
En otro momento de la entrevista, el presidente del Gobierno, ha insistido en el mensaje optimista sobre la evolución de la economía atendiendo a valores como sanidad, la educación o el sistema de pensiones de España, "un gran país" y "una gran nación". "A veces nos castigamos inmisericordemente", ha comentado, "no pongamos sólo la atención en lo que no está funcionando".
El mensaje que más ha repetido Rajoy es que "es evidente" que quedan cosas que mejorar pero que lo más importante, en su opinión, es que España "no se equivoque" en las políticas económicas que hay que seguir llevando a cabo y que son aquellas que ha defendido el Gobierno del Partido Popular en la legislatura que ahora acaba. "No somos perfectos como no lo es casi nadie, pero lo importante es que vamos en la buena dirección", ha subrayado.
"A veces nos castigamos de una manera injusta", ha vuelto a decir en su último mensaje, tras recordar la bajada de la prima de riesgo y la creación de empleo, en octubre de 2013, como los mejores momentos de la legislatura, a lo que ha añadido: "Somos un gran nación, el segundo país en trenes de alta velocidad, con una sanidad, educación y pensiones que no las hay en otros países --ha hablado de China y EEUU--. Recibimos a 75 millones de turistas. Somos un gran país. Hay cosas que mejorar pero partimos de una buena base".
Rajoy se ha tenido que esforzar para mantener su mensaje optimista en las respuestas a las preguntas de los ciudadanos, que se han grabado previamente e intercalado durante la entrevista, y que han cuestionado la mejora de la situación económica. En este punto, ha descartado que se vayan a aprobar nuevos recortes o a subir los impuestos después de las elecciones. "No es que no vayan a subir los impuestos, es que ya los hemos bajado", ha indicado, añadiendo que la "inmensa mayoría de los españoles pagan ahora menos impuestos que en 2011".
El jefe del Ejecutivo ha tirado de datos como la llegada de 75 millones de turistas a España y también de, según ha dicho, "realidades" como que su Gobierno ha cumplido estos cuatro años "siempre" con el déficit impuesto por Bruselas y que ahora es el país de la UE que más crece y que más empleo crea. "Hemos pasado de enfermo de Europa al país que más está creciendo", ha dicho.
Rajoy ha vuelto a explicar que la prioridad es seguir creando empleo para que se puedan financiar el Estado de Bienestar. A preguntas de los ciudadanos, ha reconocido que "sí" es cierto que ha habido recortes durante estos cuatro años pero porque la "alternativa era la quiebra y el rescate". Además, ha añadido, un servicio prioritario como la sanidad "sigue siendo pública, universal y gratuita". "El logro más importante", ha enfatizado, "fue mantener el grueso del Estado del Bienestar".
El candidato del PP a la reelección ha defendido que hay ya un "cambio sustancial" con respecto a finales de 2011 en la contratación juvenil o en la reducción del desempleo de larga duración. Asimismo, ha sostenido que el 76% de los contratos en España son indefinidos y que estos son ahora "bastantes más ahora que en el año 2007". No obstante, ha reconocido que hay empleos que seguirán siendo temporales "por su propia naturaleza".
Los ciudadanos se han centrado en preguntarle por la precariedad, a lo que Rajoy ha respondido reconociendo que hay "muchas cosas que mejorar en el mercado laboral" pero que España llegará a los 20 millones de personas empleadas en los próximos años. "Hay que hacer un juicio justo cuando las cosas mejoran", ha insistido.