Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pide "no dar pábulo" a "discursos extremistas" que todo lo ven mal

Sesión de control al Gobierno en el SenadoEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la salud que a su juicio tiene la democracia española y ha pedido "no dar pábulo" a discursos "extremistas y radicales" que todo lo ven mal porque esa imagen no se corresponde con la realidad del país, ha dicho.

Rajoy ha respondido así a las críticas sobre la calidad democrática que le ha lanzado en el Pleno del Senado el portavoz de la Entesa pel Progrés de Catalunya, José Montilla, para quien es necesario que el Gobierno se tome en serio este asunto. "Lean, interpreten y entiendan los mensajes que nos envía la sociedad", le ha dicho.
Montilla ha censurado bastantes de las medidas tomadas por el Gobierno en lo que va de legislatura porque en su opinión contribuyen a ese "deterioro" de la democracia: la nueva legislación sobre seguridad, la reforma de la ley del aborto, las tasas judiciales, la limitación de la justicia universal, ha citado entre otras iniciativas. Montilla también ha calificado de "deplorable" la situación de la televisión pública, TVE.
El portavoz ha admitido que la prioridad ahora es la economía, pero ha insistido en que todas esas medidas va conformando un camino hacia una menor calidad democrática del país que debería llevar al Ejecutivo a un cambio de rumbo. Por ejemplo, modificando a fondo la legislación de partidos políticos y cambiando el sistema electoral. "No ignoren la importancia de la complicidad de los ciudadanos", ha advertido al presidente.
"Claro que se puede mejorar la calidad democrática", le ha replicado Mariano Rajoy. "Pero tenemos que intentar ser todos justos al valorar lo que se hace. Y hay gente que hagan lo que hagan ustedes, o nosotros, siempre le va a parecer mal y sobre eso también deberían reflexionar ustedes", ha añadido.
El presidente ha pedido que no se caiga "en la tentación" de cuestionar constantemente la democracia española y ha defendido su salud y la estabilidad de sus instituciones. Como ejemplo, la sucesión en la Jefatura del Estado, que ha sido rápida y ordinaria y ya no se habla de ello, ha dicho.
Consensos en asuntos "importantes"
Ha defendido que en esta legislatura se han producido consensos entre partidos en los "temas importantes, en los que debe haberlos", como la política europea, exterior o el tema territorial, en el que espera "que siga habiéndolo en el futuro".
Sobre la reforma de la ley del aborto, le ha dicho a Montilla que fueron los socialistas con José Luis Rodríguez Zapatero quienes cambiaron la legislación de otro gobierno socialista de 1985 y que lo hicieron "unilateralmente", mientras que el PP mantuvo aquella norma en vigor.
Igualmente ha defendido la reforma de la justicia universal, porque a su juicio España no puede ser "el único país del mundo que persigue actividades delictivas en otros países". En este punto, ha expresado su satisfacción por el aval que ha recibido la reforma por parte de la Audiencia Nacional.
En cuanto a la situación de Televisión Española, Rajoy ha defendido que funciona "bien" y defiende el interés general. "Y debe de ser la primera vez en la historia que un Gobierno hace cambios en los medios de comunicación públicos, ustedes no lo han hecho nunca", ha ironizado sobre los cambios en la dirección del ente público.
"Poner en cuestión todo... Oiga, esta es una democracia avanzada", ha insistido. "Ponerlo todo en tela de juicio no conduce a ninguna parte, hay muchas cosas buenas, muy positivas en España de las que muchos españoles se sienten enormemente orgullosos", ha añadido.