Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy acelera el calendario legislativo para aprobar los Presupuestos

Vista general del hemiciclo del Congreso de los DiputadosEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado que el Gobierno presentará y tramitará los Presupuestos de 2016 porque es un Ejecutivo "serio" que hará lo que "conviene y necesita a España".

Así lo ha señalado Rajoy durante su intervención en el 29 Aniversario del diario 'Expansión', donde ha dicho que las cuentas serán un instrumento para dar seguridad a los españoles, a los distintos agentes económicos y a los mercados.
"Seguiremos gobernando hasta el último día de la legislatura", ha señalado, tras asegurar que los españoles demandan políticas que permitan el crecimiento y el empleo.
Para conseguirlo, el Gobierno pretende mantener los principios que le han guiado durante estos años: "seriedad en las cuentas, reformas y apoyo a los emprendedores".
De esta forma, el jefe del Ejecutivo ha dado a entender que el Gobierno intentará que las cuentas queden finalmente aprobadas antes de que acabe la legislatura, lo que supondría adelantar todo el proceso.
Según marca la ley, el Presupuesto tiene que aprobarse primero en Consejo de Ministros y presentarse después en el Congreso antes del día 30 de septiembre, plazo que generalmente apuran todos los gobiernos.
Una vez en la Cámara Baja comienza la tramitación parlamentaria de las cuentas con las comparecencias de los altos cargos, el debate a la totalidad y las enmiendas parciales, hasta que las cuentas reciben el visto bueno del Congreso y se envían al Senado.
En la Cámara Alta se repite el proceso con las comparecencias, el debate de los vetos a la totalidad y la negociación de las enmiendas hasta que se aprueba la norma, que debe ratificarse posteriormente en el Congreso antes de su entrada en vigor.
Éste último paso suele producirse bien entrado el mes de diciembre, que es cuando los Presupuestos reciben el visto del Parlamento y quedan listos para entrar en vigor el 1 de enero del año siguiente.
Para adelantar todo el proceso, el Ejecutivo tendría que fijar la presentación del Presupuesto en el mes de julio y concentrar la tramitación parlamentaria durante el verano si quiere aprobarlos antes de que se disuelvan las Cortes para las próximas elecciones.