Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "El plan no atribuye beneficio penitenciario alguno"

Insiste en que "el Gobierno no ha cambiado ni va a cambiar su política antiterrorista"

Reitera que "ETA tiene que desaparecer" porque "no hay más camino que ese"

El presidente asegura que "no hay nada que negociar con una organización terrorista"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el Plan Integral de Reinserción para presos de organizaciones terroristas y criminales propuesto por el Ministerio del Interior "no supone ningún beneficio penitenciario". Así, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que "el Gobierno no varia ni variará su política penitenciaria".
En una rueda de prensa tras reunirse con el secretario general de la OTAN en Moncloa, Rajoy se ha referido al Plan de inserción de presos terroristas anunciado por Interior.
Así, Rajoy ha asegurado que dicho proyecto "no atribuye beneficio penitenciario alguno" al tiempo que ha explicado que el plan "es para que presos de bandas organizadas que se hayan desvinculado de las mismas trabajen en su reinserción".
Asimismo, el presidente ha reiterado que "el Gobierno no ha cambiado ni va a cambiar su política antiterrorista".
Además, ha insistido que "ETA tiene que desaparecer y cumplir con la ley" porque "no hay más camino que ese". De la misma manera, Rajoy ha señalado que "no hay nada que negociar con una organización terrorista".
Este jueves, el Ministerio del Interior ha anunciado la puesta en marcha de un Plan de Reinserción para todo tipo de presos terroristas que prevé el agrupamiento de los internos de ETA que decidan acogerse a esta iniciativa, "preferentemente en cárceles del País Vasco", según han informado fuentes del Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz.
Además, aunque en un primer momento, se ha informado de que, para participar en este plan, los presos debían cumplir los mismos requisitos legales previstos actualmente en la Ley para acogerse a beneficios penitenciarios individuales, posteriormente se ha precisado que esta iniciativa va más allá de la denominada Vía Nanclares y se trata de un plan más "amplio": para acogerse a él, los presos tan sólo tendrán que renunciar a la violencia y romper con la banda a la que pertenecían.