Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy y Sánchez firman en Moncloa el pacto de Estado contra el terrorismo yihadista

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han firmado este lunes en el Palacio de la Moncloa el Pacto de Estado contra el terrorismo yihadista. Durante la declaración institucional que ha seguido al acto de la rúbrica el jefe del Ejecutivo ha defendido "la unidad de todos los demócratas en la defensa de una sociedad abierta" como la española. Por su parte, para el secretario general de los socialistas, el acuerdo da más "eficacia" a las fuerzas de seguridad en la lucha contra este tipo de delitos "sin afectar a las libertades de los ciudadanos". Este martes PP y PSOE registrarán el texto del acuerdo en el Congreso con el objetivo de que el Pleno de la Cámara Baja lo apruebe el próximo 19 de febrero.

"Somos un país serio y responsable en el que se puede confiar. No hay mayor anhelo que vivir en seguridad y libertad", ha celebrado el líder del Ejecutivo en una declaración institucional tras firmar el acuerdo en el Palacio de la Moncloa. "Quienes creemos en la democracia y la libertad tenemos una convicción que la unidad es necesaria. El consenso es imprescindible para defender la forma de vida de una sociedad abierta como la española", ha opinado.
"Con este acuerdo nos estamos dotando de las mejores herramientas para garantizar la libertad y seguridad de los españoles ante la mayor amenaza que es hoy el terrorismo yihadista", ha añadido Rajoy, quien ha advertido además que supone "un mensaje a los radicales". "Los representantes de los españoles hoy de las dos principales fuerzas en la sede de la soberanía somos una sola fuerza cuando se trata de defender lo que más queremos todos, el derecho a vivir libres y sin miedos", ha zanjado.
Pedro Sánchez
Por su parte, Sánchez ha asegurado que el PSOE "suma una vez más fuerzas contra el terrorismo, que representa una amenaza directa". "Los últimos 27 años, el PSOE siempre ha antepuesto la necesaria unidad ante el terrorismo que cualquier interés partidista", ha afirmado.
"La coherencia entre lo que decimos y los que hacemos es un compromiso al que nunca renunciaremos", ha destacado el secretario general del PSOE, quien ha valorado que este es un "acuerdo imprescindible que concede más eficacia a la lucha contra el terrorismo sin limitar la libertad de los españoles".
Pese al acuerdo, Sánchez no ha obviado que el texto pactado "recoge una discrepancia que se mantiene y no es menor para el PSOE": "nos oponemos firmemente a la prisión permanente revisable y nos comprometemos a eliminarla cuando tengamos mayoría esta discrepancia no afecta a lo que es fundamental y es la imprescindible unidad en la lucha contra el terrorismo".
Contenido del texto
El documento de la proposición de Ley orgánica pactada por el Gobierno y el PSOE para hacer frente al terrorismo yihadista remite a la prisión permanente revisable en los casos de asesinato, aunque desaparece del texto la mención expresa de esta figura ya aprobada en el nuevo Código Penal como pidieron los socialistas.

Otra de las principales novedades con respecto al primer borrador que presentó el Ejecutivo es que acota los casos en los que será delito el denominado adoctrinamiento pasivo condicionándolo a que la consulta de páginas webs con contenido yihadista se haga con el objetivo de integrarse en una banda terrorista, colaborar con ella o perseguir sus fines, según el redactado al que ha tenido acceso Europa Press.
Trámite parlamentario
El PP y el PSOE registrarán este martes en el Congreso la proposición de ley para luchar contra el terrorismo yihadista que se incluye en el acuerdo. El objetivo es que el Pleno de la Cámara Baja lo apruebe el próximo 19 de febrero, en poco más de dos semanas, según han avanzado fuentes del Ejecutivo.
Una vez que se registre la iniciativa, la Mesa del Congreso la calificará al día siguiente, el 4 de febrero. El Gobierno dispone entonces de un plazo de 30 días para responder pero ya ha adelantado que dará su visto bueno con carácter inmediato con el fin de acelerar la tramitación parlamentaria del texto.
El siguiente paso será su toma en consideración en el Pleno del Congreso, prevista para el 10 de febrero. Se abrirá entonces un plazo de enmiendas pero se llevará a cabo con celeridad, ya que la idea que manejan los dos grandes partidos es que el Pleno apruebe de forma definitiva esta proposición de ley el 19 de febrero.
Una vez aprobada en la Cámara Baja, la proposición de ley pasará al Senado, donde coincidirá con la tramitación del Código Penal. Lo que se pretende es que ambos entren en vigor prácticamente al mismo tiempo, según fuentes consultadas.
Un fin de semana de negociaciones
Rajoy y Sánchez conversaron el viernes para dar un empujón al acuerdo pero han sido los equipos de ambas partes los que han estado trabajando este fin de semana y este lunes para cerrar el 'Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo' que se ha firmado este lunes en Moncloa, según fuentes gubernamentales.
A partir ahora, los portavoces del Grupo Popular y Grupo Socialista, Rafael Hernando y Antonio Hernando, respectivamente, abrirán contactos con otros grupos para sumar apoyos, especialmente a la proposición de ley que se debatirá la próxima semana.
A pesar de las reticencias que han expresado públicamente varios grupos parlamentarios a esta iniciativa como IU o UpyD - por incluir la prisión permanente revisable--, el Gobierno se muestra "optimista" y confía en que el consenso sea más amplio, según fuentes gubernamentales. De hecho, las mismas fuentes señalan que algunas formaciones le han trasladado en privado que apoyan el espíritu del pacto antiterrorista aunque no lo hayan firmado.