Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy se da un baño de piropos y halagos del PP europeo

Nada como rodearse de amigos para que te suban la autoestima. Al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han sido los amigos de fuera, los conservadores europeos, los que sin tapujos le han mostrado su respaldo. Rajoy hoy ha sacado pecho con los datos de un paro que baja y se pone la medalla. Hasta la todopoderosa canciller alemana Angela Merkel ha bendecido sus politicas. "Habéis cogido el toro por los cuernos y creado un millón de empleos", dice. Pero Merkel pone deberes. Insiste en queda mucho por hacer. Rajoy ha agradecido los apoyos que han llegado hasta por videoconferencia como los del portugués Pedro Passos Coelho. No ha venido a Madrid por la situación política en su país, ya que una coalición de izquierdas le puede arrebatar el poder. Escenario similar al que se le podría plantear a Rajoy. De hecho, el presidente del Gobierno alertaba en el almuerzo de que "el Partido Socialista se ha radicalizado". A dos meses de las elecciones el asunto preocupa tanto que hasta Merkel le ha deseado buena suerte y le ha prometido ayuda. Queda inaugurada la precampaña.