Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Los que nos han traído a esta situación son los que más protestan"

Insiste en que los presupuestos son "duros", "desagradables" y "no gustan a nadie" 

El presidente del Gobierno dice que la alternativa a las cuentas "era infinitamente peor" 

Hace un llamamiento a comunidades y ayuntamientos para que "cumplan" 

Señala que este año España va a tener que pedir prestado 60.000 millones de euros

El presidente del Gobierno ha criticado la actitud de la oposición unos días después de aprobarse los presupuestos generales para 2012. En una intervención en el Comité regional del PP en Málaga, Mariano Rajoy ha asegurado que le "sorprende" que "quienes nos han traído a esta situación son lo que más protestan por los recortes". Pese a ello, ha reconocido que las cuentas públicas son "duras", "desagradables" y "no gustan a nadie" aunque ha señalado que "la alternativa era infinitamente peor".
"Me sorprende que aquellos que con sus políticas nos han traído hasta aquí no hayan comprendido la situación en la que estamos", ha comentado Rajoy para defender una vez más sus presupuestos para el presente año.
Pese a ello, el jefe del Ejecutivo ha reconocido que las cuentas públicas son "duras", "desagradables" y "no gustan a nadie" aunque ha indicado que la "alternativa era infinitamente peor".
Ante esto, Rajoy ha defendido que el Ejecutivo "sabe lo que tiene que hacer" y ha advertido de que si el PSOE cuando gobernaba "hubiera cumplido sus compromisos", los recortes no habrían sido así de duros.
A renglón seguido, Rajoy ha destacado la importancia de reducir el déficit público, para lo que son necesarias reformas y compromisos de todas las administraciones.
"Comunidades y ayuntamientos tienen que cumplir" ha señalado antes de recordar que este año España tendrá que pedir prestado 60.000 millones de euros para hacer frente a sus pagos.
Además, el presidente ha defendido una vez más las medidas adoptadas por el Ejecutivo porque, según ha dicho, han tratado de ser "justas y equitativas".