Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy acomete con el cambio de Wert su cuarto ajuste en el Gobierno

Íñigo Méndez de Vigo y José Ignacio WertEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha realizado este jueves el cuarto ajuste en su gabinete con la salida de José Ignacio Wert al frente de Educación, un Ministerio que ocupará en esta recta final de legislatura el hasta ahora secretario de Estado para la Unión Europa, Iñigo Méndez de Vigo. Este cambio en el Ejecutivo se produce a pocos meses de las elecciones generales.

El propio Rajoy confirmó el pasado lunes que no tenía intención de llevar a cabo una gran crisis de gobierno pero no cerró la puerta a algún cambio puntual en su equipo ministerial. "Cuando faltan pocos meses para la convocatoria de elecciones no va a haber ninguna... lo que se entiende por crisis" de Gobierno, dijo en la rueda de prensa conjunta con su colega portugués, Pedro Passos Coelho, al término de la cumbre bilateral celebrada entre ambos países celebrada en Baiona (Pontevedra).
Desde que Rajoy anunció que haría cambios en el PP y en su Gobierno, tras el retroceso electoral sufrido por el partido en los comicios del 24 de mayo, la salida de Wert figuraba en casi todas las quinielas, sobre todo tras difundiese su presunto interés en convertirse en embajador ante la OCDE.
La gestión del ministro a lo largo de la legislatura ha cosechado numerosas críticas de la oposición, principalmente a raíz de la aprobación en noviembre de 2013 de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad de Educativa (LOMCE), la conocida como 'Ley Wert', que provocó una oleada de recursos ante el Tribunal Constitucional (el PSOE y de los gobiernos de Cataluña, País Vasco, Andalucía, Canarias y Asturias).
Con el relevo de Wert por Méndez de Vigo --que Moncloa ha dado a conocer a las 22.00 horas a través de un comunicado--, el jefe del Ejecutivo acomete su cuarto ajuste en su gabinete ministerial, tras las salidas a lo largo de 2014 de Miguel Arias Cañete, Alberto Ruiz Gallardón y Ana Mato.
Cañete, Gallardón y Mato, los tres cambios previos en 2014
El presidente del Gobierno realizó su primer cambio de gobierno en abril del año pasado con la salida del entonces ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que encabezó la lista del PP en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebraron el 25 de mayo de ese mes.
Cañete fue designado candidato el 9 abril y compatibilizó ese cargo con su labor de ministro hasta que el 28 de abril Rajoy nombró como ministra de Agricultura a la secretaria general del Departamento, Isabel García Tejerina.
El 23 de septiembre de 2014 el jefe del Ejecutivo realizó su segundo cambio en el Consejo de Ministros forzado por la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, después de la retirada de la reforma de la ley del aborto.
Ese mismo día se daba a conocer que el sustituto de Gallardón en la cartera de Justicia sería Rafael Catalá Polo, hasta entonces secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Ministerio de Fomento.
El tercer cambio fue el de la ministra de Sanidad, Ana Mato, que presentó su dimisión el pasado 26 de noviembre, pocas horas después de que el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, diera a conocer un auto en el que proponía juzgarla como partícipe a título lucrativo de las actividades de su exmarido Jesús Sepúlveda, por la implicación directa de éste en la trama Gürtel.
Mato, que mantuvo una conversación con Rajoy, decidió dejar su cargo para no perjudicar al partido. El presidente aceptó su dimisión pensando en el discurso sobre regeneración democrática y lucha contra la corrupción que iba a protagonizar al día siguiente en el Pleno del Congreso.
Rajoy decidió colocar al frente de Sanidad a Alfonso Alonso, que había ocupado hasta ese momento la Portavocía del Grupo Popular. Con este nombramiento --que se conoció el 2 de diciembre--, el presidente quiso poner en valor la política social en el último año de legislatura.