Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy da la batalla por la candidatura de Guindos al Eurogrupo

Luis de Guindos y Mariano RajoyEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudirá a la cumbre de líderes europeos que arrancará en Bruselas determinado a dar la batalla para asegurarse una mayoría de apoyos entre sus socios a la candidatura del ministro español de Economía, Luis de Guindos, a presidir el Eurogrupo, el 'club' de los países que comparten la moneda única.

España confiaba en situar a De Guindos en este puesto hasta que el actual presidente del Eurogrupo, el socialista holandés Jeroen Dijsselbloem, formalizó que aspiraba a renovar su mandato.
La candidatura de Guindos se habló por vez primera en el reparto de cargos institucionales tras las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014. Desde el Gobierno de Rajoy se daba entonces a entender que Guindos contaba con el respaldo suficiente para hacerse con el puesto (necesita mayoría simple, es decir 10 votos). Pero en las últimas semanas la balanza parecía inclinarse del lado de Dijsselbloem, cuyo entorno ha insinuado que supera en apoyos a Guindos.
De hecho, el holandés pretendió aprovechar esta ventaja y que las candidaturas se votaran en la reunión de los ministros de Economía del Eurogrupo del 18 de junio pasado. Pero una férrea oposición de España logró abortar la operación y retrasar la votación al próximo Eurogrupo del 13 de julio.
España conseguía así tiempo para volver a abordar la candidatura de Guindos al máximo nivel en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE de los próximos jueves y viernes.
Rajoy aprovechará los márgenes de las reuniones formales de la cumbre para tener contactos bilaterales con sus socios del euro, a los que intentará convencer para que den su apoyo a Guindos, informan a Europa Press fuentes del Ejecutivo.
El presidente defenderá que España "tiene derecho" a la presidencia del Eurogrupo por su peso económico en la eurozona pero también, y sobre todo, por el "gran esfuerzo" realizado por todos los españoles para salir de la crisis y dejar de ser "el enfermo de Europa", señalan las fuentes.
Además del giro económico dado por España desde 2012, Rajoy pondrá sobre la mesa que España está infrarrepresentada en los cargos económicos de la UE (perdió su silla en el directorio del Banco Central Europeo en 2012).
ALEMANIA, EL PRINCIPAL APOYO
España cuenta entre sus principales apoyos con Alemania, mientras que Francia e Italia, junto con los países más pequeños, apoyan a Dijsselbloem.
En contra del español juega el hecho de haber admitido que no será ministro de Economía en la próxima legislatura, incluso en el escenario de que el PP repita en el Gobierno. Aunque no está escrito, hasta la fecha todos los presidentes del Eurogrupo han sido ministros de Economía.
Pasar a un candidato con dedicación plena a este cometido despierta suspicacias entre algunos Estados miembros que se resisten a dar más poder al Eurogrupo.
Tampoco le beneficia que los principales puestos en la Unión con competencia económica (presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo) estén en manos de conservadores.