Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Son los PGE que teníamos que presentar aunque hay cosas que no nos gustan"

Rajoy hace balance de sus 100 días en el Gobierno en el Comité Nacional del PP 

Dice que es "plenamente consciente" de que las cuentas "son duras y dolorosas" 

"Esto es lo que hay que hacer para corregir errores e incumplimientos del pasado" 

Señala que el Ejecutivo ha "intentado ser justo y equitativo" 

Dice que "hemos hecho más reformas en tres meses que en los últimos siete años" 

Anuncia un plan de lucha contra el fraude fiscal, en la Seguridad Social, en el seguro por desempleo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho balance de sus 100 días de Gobierno en el Comité Ejecutivo del PP. Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo ha señalado que los presupuestos aprobados el pasado viernes "son los que teníamos que presentar" ante la "situación de extrema dificultad que vivimos" aunque ha reconocido que "hay muchas cosas que no nos gustan ni a los propios miembros del Gobierno". Así, ha comentado que es "plenamente consciente" de que las cuentas "son duras y dolorosas" aunque es "lo que hay que hacer para corregir errores e incumplimientos del pasado".
En su intervención, Rajoy ha señalado "el déficit público inasumible, la falta de crédito y la falta de competitividad" como causas de la actual situación económica. 
Así, ha comentado que "el problema de España" es que "hemos gastado mucho más de lo que teníamos" al tiempo que ha insistido en que en 2011 "no cumplimos con nuestro objetivo de reducir el déficit al 6%", lo que "generó una enorme desconfianza y muchas dificultades para financiarnos". 
Por ello, ha reiterado el compromiso "irrenunciable" del actual Gobierno para reducir el déficit.   Ante esta situación, ha defendido los Presupuestos Generales para 2012 aprobados el pasado viernes en Consejo de Ministros.
Así, Rajoy ha comentado que son las cuentas "que teníamos que presentar" aunque "hay muchas cosas que no nos gustan ni a los propios miembros del Gobierno que las aprobamos". 
"Somos plenamente conscientes de que son duros y dolorosos pero es lo que hay que hacer para corregir errores e incumplimientos del pasado", ha reiterado el presidente que ha apuntado que "hemos intentado ser justos y equitativos".
Por todo, Rajoy ha asegurado que "hemos hecho más reformas en tres meses que en los últimos siete años". "Estos 100 días de Gobierno han sido intensos y difíciles, pero estamos poniendo las bases para el futuro", ha insistido.
"Todas son medidas adoptadas son imprescindibles y necesarias para encarar el futuro y crecer y crear empleo", ha remarcado el jefe del Ejecutivo.
"Sabemos lo que hacemos porque tenemos un plan de Gobierno. Ahora no estoy en condiciones de darle buenas noticias a los españoles, pero sí lo estaré", ha comentado Rajoy que ha calificado de "gigantesca" la tarea que tiene por delante el Ejecutivo.
Plan antifraude
Además, el presidente del Gobierno ha señalado que "a partir de ahora vamos a seguir por la misma senda reformista". Por lo que ha apuntado las nuevas iniciativas que el Ejecutivo llevará a cabo en los próximos "tres meses".
Así, Rajoy ha anunciado que se desarrollará un plan contra el fraude fiscal, el fraude a la Seguridad Social y en el cobro de la prestación del desempleo, al tiempo que se culminará el proceso de saneamiento del sistema financiero, se eliminarán duplicidades en las administraciones y se abordarán las reformas educativa, de servicios públicos, y de mutuas.