Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy y Rubalcaba se limitan a ratificar el acuerdo sobre la UE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, ratificaron hoy durante una larga reunión en el Palacio de la Moncloa el acuerdo al que ambos dirigentes habían llegado con anterioridad para el Consejo Europeo del próximo día 27 de junio. Rubalcaba reiteró en rueda de prensa que los tres bloques del acuerdo: empleo para los jóvenes, crédito para las pymes aprovechando las capacidades del BEI y Unión Bancaria.

El líder del PSOE llegaó al palacio presidencial muy puntual, dos minutos pasadas las seis de la tarde, y fue recibido por el presidente en la puerta de entrada de Moncloa, donde ambos intercambiaron un breve saludo y posaron ante los medios gráficos antes de acceder al interior.
Una vez allí, se les pudo ver sentados a una mesa de cristal en la que cada uno había dispuesto una gran cantidad de papeles y documentos mientras mantenían una charla instantes antes del comienzo de la reunión.
Aunque Rajoy y Rubalcaba han mantenido a lo largo de los últimos meses encuentros discretos y conversaciones telefónicas, la de hoy ha sido la primera reunión formal de ambos desde el 25 de mayo de 2012.
El primer encuentro de ambos en esta legislatura se remonta al 15 de febrero de 2012, un almuerzo que duró cuatro horas y que se produjo cuando Rajoy apenas llevaba mes y medio al frente del Ejecutivo.
Objetivos del pacto
Según el dirigente socialista, se trata de unión fuerzas para que España gane en el citado Consejo Europeo. Los dos políticos también estuvieron de acuerdo en pactar la política exterior y defensa, porque ambos son temas de Estado.
Rubalcaba indicó también que Rajoy le había informado sobre la reforma de la Administración que ha puesto en marcha el Gobierno. En este asunto el líder socialista expresó su voluntad de diálogo y "ojalá de acuerdo", aunque le trasladó la mala experiencia que su partido ha tenido con la reforma local. También le indicó que es imprescindible que se cuente con los gobiernos autonómicos para incorporarles al acuerdo.
En este asunto, Rajoy le comunicó que estaba pensando en convocar una conferencia de presidentes. Los dos políticos discreparon sobre la LOMCE, asunto en el que Rubalcaba volvió a repetir que es una mala ley y que además se hace sin acuerdo.