Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mariano Rajoy acepta "todo el diálogo dentro de la ley y ninguno fuera de la ley"

Mariano RajoyEFE

Tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno ha anunciado que el ejecutivo presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de Consultas y el decreto de la convocatoria del 9-N. Mariano Rajoy ha reiterado que está dispuesto a dialogar con la Generalitat siempre dentro de la legalidad, “todo el diálogo dentro de la ley y ninguno fuera de la ley”.

En una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Mariano Rajoy ha confirmado que el Gobierno “ha formalizado los recursos de inconstitucionalidad contra la ley de Consultas y el decreto de la convocatoria firmado por el presidente Artur Mas”.
El presidente del Gobierno ha explicado que si el Tribunal Constitucional admite a trámite el recurso “queda suspendida automáticamente su vigencia”.
En su declaración institucional, Mariano Rajoy ha lamentado que “Mas haya convocado la consulta porque va en contra de la ley, desborda la democracia, divide a los catalanes, les aleja de Europa, de España y perjudica su bienestar”.
Pero el presidente del Gobierno considera que “estamos a tiempo de buscar un dialogo fructífero, estamos abiertos a iniciativas que los busquen pero dentro de la legalidad, mientras yo sea presidente de la ley se va a respetar en toda su integridad, todo el dialogo dentro de la ley y ninguno fuera de la ley”.
Rajoy ha recordado que “el Gobierno ha mantenido abierto un diálogo permanente con la Generalitat y su presidente pero ellos desarrollan una política de hechos consumados y quieren obligar al Gobierno a tomar decisiones sobre un política imposible de compartir”.
“La consulta es profundamente antidemocrática”
“Siempre dijimos que la consulta no se iba a a celebrar”, ha insistido, “porque atenta contra la constitución. Cumplimos con nuestra obligación de imponer recurso contra una decisión que atenta contra los dchos de los españoles”.
“La soberanía reside en el pueblo español en su conjunto”, ha añadido Rajoy, “una parte no puede tomar una decisión que afecta a todos”. “El derecho a votar y decidir no se lo puede atribuir a una comunidad quitándoselo al resto de la nación, quien esgrime el derecho a ser escuchado le priva de él a quien le corresponde que es al conjunto del pueblo español, por eso la consulta es profundamente antidemocrática”.
“Nada puede romper la soberanía única”
El presidente del Gobierno ha advertido de que “no hay nada ni nadie, ni poder ni institución que pueda romper la soberanía única indivisible sobre la que se basa nuestra convivencia”.
Rajoy ha reconocido que la ley se puede cambiar, pero haciéndolo “por los cauces democráticos establecidos y con los apoyos necesarios, no se puede buscar atajos”.