Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maria Salom toma posesión como delegada prometiendo mejorar el nivel de seguridad de Baleares

La expresidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, ha tomado este lunes posesión como delegada del Gobierno en un acto en el que ha mostrado su intención de mejorar "en todo lo que se pueda" el nivel de seguridad de la comunidad, así como de "defender de forma coordinada el nuevo modelo de financiación" autonómica.
Así lo ha indicado tras tomar posesión del cargo en un acto en el que ha estado acompañada de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría.
Tras jurar el cargo, Salom ha querido destacar en sus primeras palabras como delegada "el orgullo que supone representar al Gobierno, al Estado, a mi país", por lo que ha agradecido al Gobierno central y al PP "que hayan depositado su confianza" en ella "para trabajar por y para los ciudadanos al frente de la Delegación".
Salom ha declarado así que comienza una "nueva etapa política" en su vida, que ha considerado que es "la más importante dentro de mi trayectoria política" que inició siendo regidora en Inca. "Ahora me llega este gran compromiso, representar al Gobierno y recuperar la normalidad después de una temporada demasiado larga de incertidumbre, una etapa en la que mis predecesores han sabido dirigir la Delegación" pese a la "provisionalidad".
Según ha declarado, su prioridad será "lograr y afianzar" la recuperación económica para que llegue a todos los hogares. "Dedicaré todo mi esfuerzo personal con humildad y entrega, la misma que he puesto siempre en toda mi trayectoria publica, junto al trabajo de funcionarios y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que Baleares siga disfrutando de un nivel de seguridad de primer orden".
Así, ha recordado que los datos de criminalidad de la pasada legislatura "avalan el trabajo realizado por mis predecesores" y ha asegurado que intentará mejorar estas cifras. En este punto, ha tenido unas palabras de apoyo para los familiares y amigos de la última víctima de violencia machista registrada en Palma, una "lacra" en la que "debe implicarse toda la sociedad, siendo el Pacto de Estado el primer paso para erradicarla".
Salom también ha "tendido la mano" al resto de administraciones de las Islas con el "objetivo común" de mejorar el sistema de financiación de la comunidad y se ha comprometido a "defender los intereses de nuestras Islas". "El Govern y las instituciones locales contarán con mi respaldo", ha asegurado.
La nueva delegada también ha hecho hincapié en que el "diálogo, debate constructivo y entendimiento", así como "las ganas de llegar a acuerdos", deben "formar parte de nuestro día a día" y ha remarcado que las puertas de la Delegación "siempre estarán abiertas para todos".
Según ha dicho, es necesario "recuperar la confianza de toda nuestra gente tras estos tiempos convulsos y difíciles", ha apuntado antes de mostrar su "confianza" en su Gobierno, país y Comunidad Autónoma. "Me comprometo a dedicar todo mi esfuerzo para que el Gobierno siga creando riqueza y esperanza entre todos españoles", ha incidido.
Finalmente, ha agradecido el "trabajo incansable" de los funcionarios, quienes "prestan una labor silenciosa pero fundamental" y a quienes intentará "conocer uno a uno" y depositar su confianza en ellos.