Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Comú, En Marea e IU se mantienen al margen de la 'pelea' interna de Podemos y Baldoví se decanta por Errejón

Las coaliciones catalana y valenciana llaman a "rebajar la tensión" interna para que el partido siga siendo una herramienta "eficaz"
En Comú, En Marea e Izquierda Unida (IU), coaliciones adscritas al grupo confederal de Unidos Podemos, se quieren mantener al margen de la 'batalla' interna que vive Podemos entre pablistas y errejonistas ante la II Asamblea Ciudadana del próximo mes de febrero mientras que Joan Baldoví, portavoz de Compromís --con el que Podemos concurrió en las últimas generales--, se identifica más con el secretario político que con el líder de la formación morada.
Las coaliciones 'hermanas' de Podemos en Cataluña y Galicia enmarcan la 'pelea' entre los afines a Iglesias y a Errejón en la fase precongresual en la que se encuentra el partido y, por ello, no quieren inmiscuirse en ese proceso que esperan, eso sí, que acabe de la mejor forma posible para que la formación morada siga siendo una herramienta útil para los ciudadanos.
Así lo viene defendiendo el portavoz parlamentario de En Comú, Xavier Doménech, quien considera que Podemos debe "construirse" para un nuevo ciclo. "Podemos fue una herramienta eficaz para convertir el malestar en una potencia política que entró en las instituciones y el recorrido ha sido impresionante. Esa fase se ha cerrado y ahora se inicia una en la que se deben pensar nuevas políticas", ha señalado.
Ahora bien, el diputado catalán ha cuestionado la campaña contra Errejón que tuvo lugar esta Navidad con la campaña 'Íñigo, así no' que impulsó el sector afín a Iglesias. En todo caso, ha celebrado que, después de ese capítulo, se haya abierto una reflexión en el seno del partido sobre cómo debe encararse el debate sobre el futuro de Podemos.
NO SOBRA NADIE
En la misma línea, el portavoz de En Marea en el Congreso, Antón Gómez-Reino, también entiende que debe mantenerse "al margen" para facilitar de alguna forma "lo lógico y coherente: que el sujeto político de confluencia en Galicia, en Marea, esté en una posición de equilibrio y respeto ante el debate interno de Podemos".
Una posición que, según ha señalado a Europa Press, ya ha hablado con los propios Iglesias y Errejón, a los que se siente muy próximos y con quienes les une una amistad personal. A su juicio, es precisamente "la capacidad de articular diferentes perspectivas", como las que considera que encarnan Iglesias y Errejón la que ha llevado al partido a conseguir lo que ha conseguido.
Desde Izquierda Unida (IU) se limitan a respetar el proceso abierto en la formación morada de la misma forma que, aseguran, hizo Podemos cuando fue Alberto Garzón fue elegido coordinador general de la federación de izquierdas.
Mas explícito se ha mostrado el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, quien si bien considera que en Podemos "no sobra nadie", ha confesado identificarse más con las opiniones de Errejón que con las de Iglesias. "Para cambiar las cosas, hay que aspirar a atraer a mucha más gente", ha argumentado.
En declaraciones a Europa Press, Baldoví ha lamentado la crisis interna que vive Podemos porque las divisiones siempre afectan "para mal" a los partidos y ha llamado a las dos facciones que encabezan ambos dirigentes a acabar con este "espectáculo" para que del congreso de Vistalegre del próximo mes de febrero salgan "unidos".
NO PUEDE HABER VENCEDORES Y VENCIDOS
Sobre todo porque en la medida en que la formación morada no aparque sus diferencias, no se conseguirá avanzar en aquello que ya se había conseguido, y es "romper el bipartidismo". De ahí que insista en la necesidad de que del cónclave de febrero no se salga "con vencedores y vencidos".
Para ello, el diputado valenciano ha subrayado la necesidad de que los dos sectores que conviven en Podemos y sus respectivos 'líderes' se sienten en una mesa para tratar de "resolver los problemas" y abandonen los 'recados' que se dirigen a través de las redes sociales porque envían un mensaje "poco edificante" a sus votantes y a los ciudadanos en general.
"Las cosas se resuelven mejor en la intimidad", ha insistido Baldoví, quien considera que "una excesiva exposición no hace bien a nadie, ni a unos ni a otros, ni al proyecto común". En su opinión, ahora es el momento de ser "lo suficientemente inteligentes y generosos para dejar problemas de poder y centrarse en los problemas de los ciudadanos".
"Es absolutamente necesario que se rebaje la tensión (en Podemos). Si a los que pretendíamos que hubiera un cambio en el país nos ve enfrentados, se nos verá poco útiles y eso será una buena noticia para que el bipartidismo vuelva a recuperar el terreno", ha abundado.