Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmena: "Ha sido un error muy grave y tiene que haber responsabilidades"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asumido lo inadecuado del "lamentable espectáculo" de títeres organizado por el Ayuntamiento de la capital. "Creemos que ha sido un error muy grave y tiene que haber responsabilidades", ha asegurado la primera edil del consistorio madrileño. Carmena ha prometido reunirse con todas las partes interesadas e investigar por qué los responsables no habían visto el espectáculo. Asimismo pidió perdón a los padres por el momento tan incómodo que vivieron junto a sus hijos a causa del guiñol y las escenas poco apropiadas para menores.

La alcaldesa de Madrid, ha anunciado que se pondrá en marcha una investigación interna para determinar más responsabilidades tras lo sucedido con la representación de títeres del pasado viernes en la plaza del Canal Isabel II, en Tetúan.
Sobre  el cese o dimisión de la delegada de Cultura, Celia Mayer, Carmena ha explicado que habrá que contrastar todas las informaciones para para aclarar lo ocurrido.
"Estamos analizando las responsabilidades y es pronto para ver cuál va a ser el resultado de las investigaciones", ha asegurado la primera edil. "Hay que ver si puede o desea en este equipo" después de estudiar si los fallos han residido en su actuación o en la de su equipo."
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha aludido a la "severidad" de las medidas judiciales contra los dos titiriteros --en prisión incondicional por enaltecimiento del terrorismo-- añadiendo que existe una prisión sin fianza que "no es habitual en estos procesos".
La regidora ha puesto sobre la mesa la cuestión de la libertad de expresión y la "sátira y burla" propia del Carnaval aunque se trate de un montaje completamente "inadecuado" para niños, por lo que ha pedido perdón a los padres.
Carmena también ha destacado que, aun así, el Ayuntamiento "comprende, respeta y acata las decisiones judiciales". También ha añadido que ha encargado una invetsigación para esclarecer todo lo ocurrido.