Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maillo ve compatible ser ministra y secretaria general del PP, pero también debe haber gente dedicada sólo al partido

Defiende que no se regule la limitación de mandatos, porque es "una decisión personal" y "cada caso es un mundo"
El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha afirmado este miércoles que es compatible ser ministra y secretaria general del partido --como es el caso de María Dolores de Cospedal-- pero también cree que el partido tiene que estar "reforzado" con personas que se dediquen sólo a él.
En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Maillo ha defendido que el partido tiene que estar "muy capitalizado" que, a su juicio, es lo que sucede ahora, "con cinco vicesecretarios con capacidad en el día a día de ir seguir tomando decisiones con fortaleza". Su argumento es que el PP cometería un error si, por estar en el gobierno, se olvida del partido, que "también tiene su voz propia".
"Eso no impide que una secretaria general pueda ser ministra, no tiene nada que ver", ha proseguido, añadiendo que "eso ya ha pasado y se compatibiliza y no pasa nada". Preguntado si él aspira al puesto de secretario general, ha afirmado que no, que sólo quiere hacer bien su trabajo.
Según ha explicado, en su ponencia para el Congreso que el PP celebrará en febrero no ha propuesto introducir cambios en materia de incompatibilidades, pero el partido ya tiene un régimen que es "bastante serio". El régimen contempla la posibilidad de excepciones a las incompatibilidades y ahora será la Oficina del Cargo Popular la que tenga que hacer un informe vinculante para justificar la excepcionalidad.
Por otro lado, ha admitido que su propuesta no toca la posibilidad de limitar los mandatos de los cargos públicos --el acuerdo de investidura de Mariano Rajoy con Ciudadanos habla de dos mandatos-- y lo ha justificado en que eso debe ser una cuestión estrictamente personal o individual del político".
Maillo asume que es una cuestión políticamente relevante, pero su posición es que "cada caso es un mundo" y no sería acertado regularlo con carácter general. Así, cree que será Rajoy quien tendrá que decidir so quiere seguir o no, o bien los compromisarios en un congreso decidir no apoyarle.
Por otro lado, el dirigente 'popular' ha puesto en valor la capacidad de pacto del PP y ha rechazado una "política de celos" en función de si se pacta con uno o con otro. A su modo de ver, es bueno pactar con el PSOE, con Ciudadanos, con el PNV "y con los nacionalistas siempre que no haya un planteamiento en torno a la independencia".
A su modo de ver, el pacto con Ciudadanos está "bien, gracias". Maillo ha recordado que el pacto es de investidura, no de gobierno, y que hay muchas cosas que no están recogidas en él. Además, ha remarcado que cuando el Gobierno pacte algo con el PSOE, los demás pueden hacer aportaciones en el congreso. "El PP sabe pactar, no estamos tan solos", ha concluido.