Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maillo dice que el PSOE tendrá que decidir si quiere que haya PGE y avisa: "la alternativa no existe"

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha afirmado este lunes que, aunque el PSOE insista en que no apoyará los Presupuestos Generales del Estado (PGE), "al final tendrá que decidir si quieren que haya Presupuestos, igual que hay techo de gasto, o quieren un país sin Presupuestos", y ha añadido que "la alternativa no existe".
En una entrevista en Onda Madrid, recogida por Europa Press, Maillo ha admitido que las negociaciones de los PGE son complicadas, pero ha remarcado que el Gobierno no conseguiría la mayoría necesaria ni aunque lograse el apoyo del PNV, y por eso quiere "extender las negociaciones al PSOE".
Según ha dicho, el PP es consciente de que no tiene mayoría absoluta, de manera que tiene que negociar y ceder, pero "aquí la responsabilidad es de todos, no sólo del PP", sino compartida. "Sería una mala imagen internacional que España no tuviera Presupuestos", ha dicho a los socialistas.
Preguntado si, de no aprobar unos Presupuestos, se convocarán elecciones, ha insistido en que el PP no está pensando en eso, aunque podría hacerlo a partir del mes de mayo.
"Es una potestad del presidente, así que es una posibilidad, pero de verdad que no estamos pensando en ello porque sería malo para España. Estamos pensando en los Presupuestos, en un pacto de educación, en un pacto de pensiones, en sacar la legislatura adelante con otras formaciones, sobre todo con Ciudadanos y el PSOE", ha puntualizado.
No obstante, también ha dejado claro que lo que pase es responsabilidad no sólo del PP, sino de todos. El PP, ha añadido, "no va a gobernar con el programa electoral de los demás" porque fue el partido mayoritario, pero es consciente de que tiene que ceder.
BUSCAR SOLUCIÓN CON CATALUÑA
En cuanto a la situación de Cataluña, ha insistido en que Gobierno y PP no renuncian a defender la unidad de España ni la soberanía nacional, pero sí considera que se ha entrado en una fase en que el presidente y la vicepresidenta se están "volcando para buscar una solución a la relación con Cataluña", con más presencia del Gobierno y del Estado en la relación con el Gobierno catalán y con la sociedad civil.
Se trata, ha dicho, de buscar los acuerdos necesarios pero sabiendo que los postulados relacionados con referendos no tienen cabida en la Constitución y "el Gobierno no va a hacer dejación de sus funciones".
"Por la vía del independentismo, tanto unilateral como pactado, no hay ninguna posibilidad", ha remachado. También ha recordado a los dirigentes de la antigua Convergència que su paso al independentismo les ha hecho "cargarse a su partido".