Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Magdalena Álvarez dimite del BEI por la "campaña de acoso y derribo" del Gobierno

La exministra Magdalena Álvarez declara por segunda vez ante la juez AlayaEFE

La exministra de Fomento y actual vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Magdalena Álvarez, ha presentado su dimisión, según ha contado ella misma a la Cadena Ser. Álvarez está imputada por la juez Mercedes Alaya en el caso de los ERE pero ella desvincula esta decisión de dicha acusación. Asegura que su decisión se debe a la "campaña de acoso y derribo" del Gobierno.

Álvarez, exconsejera andaluza de Hacienda, está imputada por la juez Mercedes Alaya en el caso sobre los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares en Andalucía, pero ha desvinculado su renuncia de su situación procesal.
"No tiene absolutamente nada que ver con mi imputación. He dimitido porque todo tiene un límite y la maniobra la manipulación y el acoso del PP hace mella en mí, en el Banco y en España", ha afirmado la exministra, acusando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro de Economía, Luis de Guindos de "querer poner a otro" en su puesto.
La exministra ha acusado al Ejecutivo de no tener "límites" y de hacer "un daño irreparable" a España, al BEI y a ella misma al pedir al Consejo de la institución que someta a votación su caso, es decir, queriendo "involucrar a todos los países europeos" en lo que considera "una cuestión interna" de "ambición política desmedida".
En su opinión, sería difícil que el Banco la cesase porque necesitaría dos tercios de los votos a favor, así que bastaría con que Francia e Italia se opusiesen, pero ha asegurado que no quiere someter a España "a ese ridículo". "Me da hasta miedo, porque tenemos que tener límites", ha añadido.
Para Álvarez, las presiones del Gobierno no están relacionadas con su imputación, puesto que su situación procesal es la misma desde julio de 2013 y la Audiencia Provincial confirmó su imputación hace un mes. Sin embargo, ella supo el pasado viernes que el Gobierno quería someter su caso a votación en el consejo del BEI.
Además, ha acusado al Ejecutivo de lanzar "mensajes contradictorios", recordando que el pasado marzo Rajoy dijo en Bruselas que una imputación no es motivo para una condena. También ha desvelado que, cuando la imputaron, ella llamó personalmente a De Guindos y éste la tranquilizó y le dijo que siguiera trabajando. Así, se ha preguntado si es que al Gobierno no le venía bien en su "calendario" pedir su dimisión entonces.
Preguntada por el hecho de que los socialistas están reclamando la dimisión de todos los 'populares' imputados, Álvarez ha admitido que "hay que ser coherentes" pero ha pedido que los 'populares' también lo sean y ha subrayado que "tienen imputado al interventor general del Estado". "no tienen ni que pedir su dimisión, sólo tienen que cesarle", ha dicho.
CHRISTINE LAGARDE TAMBIÉN ESTÁ IMPUTADA
En todo caso, ha incidido en que una imputación no es motivo para dimitir, puesto que es una figura que pretende dar "garantías" y no ser una "condena" anticipada. De hecho, ha recordado que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, también está imputada en Francia "y el Gobierno de España la apoya".
Según Álvarez, si el BEI ha abierto una investigación sobre su caso es porque el ministro español se lo ha pedido, y le ha reprochado que le acuse de estar perjudicando a España cuando, según ha dicho, su actividad este año en el BEI arroja "los mejores resultados del Banco y España la que mejores resultados ha tenido de todos los países".
La emxinistra está convencida de que en el juicio se demostrará su inocencia y espera que el Gobierno le reserve el puesto para entonces, y que pida su regreso "con la misma virulencia". Y ha aprovechado para decir que ella no tiene la culpa de que la instrucción de los casos en España se demore tanto.
"LAS MISMAS POSIBILIDADES DE MATAR A KENNEDY"
Además, ha aprovechado para puntualizar que la juez Alaya no la acusa de mal uso de fondos públicos, sino de haber autorizado "una partida presupuestaria que produjo un procedimiento que facilitó que otros mal usaran ese dinero", y ha asegurado que de eso también es inocente, porque el responsable de esa partida presupuestaria era la Consejería de Empleo, no la de Hacienda que ella dirigía.
"Tengo las mismas posibilidades de meter esa partida en el Presupuesto que de matar a Kennedy", ha espetado. Sin querer dar su opinión sobre el fondo del caso de los ERE, ha recalcado que para saber quiénes son los responsables hay que mirar quiénes tenían la competencia y que "equivocar el tiro es dejar libre" a quienes sí tiene responsabilidad.
Álvarez ha asegurado que en todo momento ha sido transparente con el BEI sobre su situación procesal y que ella en ningún momento ha pisado ninguna "línea roja" --"no sólo no las piso sino que ni me acerco", ha dicho--.
La exministra, que ha agradecido el apoyo del PSOE y de sus militantes, ha dicho que ahora se tomará unas vacaciones y pedirá su reingreso en el cuerpo de inspectores de Hacienda, convencida de que tendrá oportunidad de "seguir haciendo muchas cosas".