Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios proyectos millonarios en Madrid y Barcelona, pendientes de las futuras alcaldías

Es otra manera de hacer política que va más allá de las palabras. Movistar se juega la renovación de un contrato con el Ayuntamiento de Barcelona de más de tres millones de euros.La formación de Ada Colau ya ha dicho que va a revisar las adjudicaciones municipales en juego para las empresas privadas que gestionan estos servicios públicos, 3.500 millones de euros. En Madrid la cifra es aún mayor, supera los 5.000 millones y la formación de Manuela Carmena también quiere cambiar las cosas. La exjueza tiene un nuevo punto de vista sobre la inversión y análisis sobre las operaciones urbanisticas ya en marcha, como la Operación Chamartín o Campamento, o incluso el Edificio España, cuya renovación pasaría por la demanda del inversor chino de enterrar el tráfico. O la quinta torre que Villar Mir quiere construir en la capital para albergar, entre otras cosas, un hospital privado.La competencia del Ayuntamiento no es siempre determinante, pero, tanto Colau como Carmena, quieren introducir cambios en el modelo de ciudad. En Barcelona, Colau tendrá que decidir sobre la construcción de un hotel en una antigua sede bancaria o dos macrotiendas en otro edificio. Hay más proyectos, como la ampliación del campo del Barça o recuperar "El Puerto Viejo" para los vecinos. Proyectos e inversiones que deberán adaptarse a otra forma de hacer política.