Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas, ante el juez: "La existencia de las cuentas en Suiza no se conocía en mi casa"

El ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas afirmó ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que en su "casa" se desconocía la existencia de las cuentas bancarias que el ex senador 'popular' tenía abiertas en entidades de Suiza. Además, afirmó que abrió una cuenta bajo titularidad de su mujer Rosalía Iglesias y puso su nombre como "seudónimo" en una tarjeta de crédito pero que ella "jamás" llegó a saber esta circunstancia. Según declaró, "esa cuenta disponía de unos 170.000 euros" y, como no le gustaba que "el dinero esté ocioso nunca", compró acciones para después disponer de esos fondos mediante las tarjetas de crédito.

"La existencia de estas cuentas no se conocía en mi casa. Yo he sido siempre muy prudente. No me ha gustado que la mano izquierda sepa lo que hace la mano derecha", sostuvo durante la declaración que prestó en la Audiencia Nacional el pasado 27 de junio, a la que ha tenido acceso Europa Press, y tras la cual ingresó en prisión.
Preguntado por su abogado sobre si su esposa, Rosalía Iglesias, firmó, tuvo conocimiento de que era beneficiaria o de que tenía posibilidad de acceso a las cuentas de Suiza, Bárcenas dijo: "Mi mujer ni firmó, la pobre... en fin en sentido cariñoso, no ha tenido conocimiento de nada, absolutamente de nada relacionado con este tema".
"Con toda seguridad no", zanjó Bárcenas, sobre si habría designado a Rosalía Iglesias como beneficiaria de alguna de las cuentas. "La única cuenta a la que yo dije expresamente que la llamasen Rosalía como pseudónimo, lo mismo que había un pseudónimo 'Novis', un pseudónimo Rosalía, era una cuenta que manejaba yo, que, como he dicho, era para gastos".
Rosalía, en una tarjeta de crédito
Por otra parte, aseguró que abrió una cuenta bajo titularidad de su mujer Rosalía Iglesias y puso su nombre como "seudónimo" en una tarjeta de crédito, pero que ella "jamás" llegó a saber esta circunstancia ni hizo uso de la tarjeta.
El que fuera responsable de finanzas del PP exculpó el pasado 27 de junio a su esposa ante el instructor del 'caso Gürtel', cuando éste le preguntó por los activos depositados en una cuenta del banco suizo Lombard Odier de la que era titular Rosalía Iglesias.
Bárcenas explicó que fue él quien abrió esa "cuenta de gasto" con un fondo reducido y que solicitó dos tarjetas de crédito, una a su nombre y otra al de su mujer, para tener el doble de límite -- cada una tenía un tope de 12.000 euros-- en lugar de una sola con un límite "desmesurado". "Dije pongámosle Rosalía como seudónimo", añadió.
"Las dos tarjetas han estado siempre en mi poder, mi mujer no llegó a saber que tenía una tarjeta ni hizo uso de ella jamás", aseguró. Esa cuenta disponía de unos 170.000 euros y, como no le gusta que "el dinero esté ocioso nunca", compró acciones para después disponer de esos fondos mediante las tarjetas de crédito.
"No suelo gastar mucho"
"Pedí dos tarjetas de crédito y, moderadamente, porque no suelo gastar mucho, además no la utilicé demasiado pero en algún viaje al extranjero dispuse de esos fondos", continuó. Las tarjetas las tenía guardadas en la "caja fuerte" y las guardaba en la cartera exclusivamente cuando viajaba al extranjero. "Nunca utilizamos la tarjeta de crédito en operaciones en España, elemental criterio de prudencia", explica.
En este contexto, explica que Rosalía Iglesias "jamás" ha firmado documentación en el banco y que le pudo acompañar "dos o tres veces" a la entidad pero que ella esperaba en una sala "tomando un café o una Coca-cola" mientras él mantenía alguna reunión.
A preguntas del juez, Bárcenas también dijo no recordar las gestiones relacionadas con la cuenta denominada Obispado. "Podría ser que el titular de Obispado a quien conozco, aunque no me siento legitimado para desvelar su nombre, me pidiese sabiendo que iba a hacer un viaje a esquilar a Los Alpes o a la montaña me pidiese que hiciese alguna gestión de forma puntual", concluyó.