Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas dice que Rajoy le aseguró cuando dejó el partido que seguiría con su sueldo

El extesorero del PP Luis Bárcenas detalló el pasado día 15 ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que cuando él dejó el partido en abril de 2010,el entonces presidente de la organización y actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acordó con él que seguiría cobrando su sueldo "sine die", además de mantener a su secretaria y el coche con conductor del que disfrutaba en esos momentos.

Según precisó en el juzgado el que fuera senador del PP imputado en el "caso Gürtel", el acuerdo se produjo en una reunión en la que también estaba presente el dirigente del PP Javier Arenas.
A preguntas del abogado de IU Enrique de Santiago, Bárcenas negó tener ningún acuerdo con el PP referente a la instrucción de la causa que se tramita en el Juzgado Central de Instrucción número 5 y recordó que de hecho ha presentado una demanda laboral contra el partido.
Sin embargo, sí reconoció la existencia una reunión en marzo de 2010 en la que estaban presentes Arenas y su esposa, Rosalía Iglesias, y en la que él no reclamó "ninguna ayuda", sino que se limitó a pedir que la secretaria general, María Dolores de Cospedal, dejase de "intoxicar" sobre él en la prensa.
"RAJOY ME DIO CARIÑO"
Según la versión que ofreció durante dicha declaración, Rajoy no le ofreció ninguna ayuda. "¿Qué ayuda me podía ofrecer el señor Rajoy, que no era presidente del Gobierno en aquel momento? Darme cariño, que me lo dio, y poco más.
Con posterioridad, hasta el momento de liquidación de su relación laboral con el PP, Bárcenas asegura que no recibió ninguna ayuda concreta.
"¿Por qué motivo le pagó entonces el PP los gastos de su defensa jurídica? Eso es una ayuda ¿no?, le inquirió de Santiago, según la declaración a la que ha tenido acceso Europa Press.
El extesorero contestó al abogado de la acusación particular que eso no guardaba relación con las fechas por las que se le estaba preguntando.
"Cuando yo dejo definitivamente el partido, nos ponemos de acuerdo, y el con acuerdo con el presidente, en presencia de Javier Arenas en su despacho, es que yo dejo el despacho que tengo, que me bajo a un despacho en la tercera planta, que sigo teniendo la misma secretaria que tenía, que mantengo el coche con el conductor y que sigo cobrando mi sueldo 'sine die'", precisó el imputado.