Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López Viejo se niega a declarar sobre sus cuentas en Suiza porque no hay autorización

"No he recibido ni un sólo euro de Correa", afirma ante el tribunal.
El exmiembro del Comité Ejecutivo y de la Junta Directiva regional del PP Alberto Lópz Viejo, para quien Anticorrupción solicita 46 años de prisión por sus actividades con la primera etapa de la trama 'Gürtel' (1999-2005), se ha negado este miércoles a responder a las preguntas que quería realizarle la fiscal Anticorrupción Concepción Nicolás en relación con los ingresos que tanto él como su esposa Teresa Gabarra realizaron en un banco en Suiza.
Ha alegado que no quería ni podía hacerlo porque se carece de autorización para ello por parte de las autoridades del país helvético.
"No puedo ni debo contestar nada relacionado con este asunto en la medida que ustedes saben que no tienen autorización", ha señalado es exmandatario del Gobierno de Esperanza Aguirre ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por este caso. La afirmación ha sido contestada de forma tajante por el presidente de la Sala, Ángel Hurtado, que le ha recordado que tiene derecho a no responder preguntas, si bien las valoraciones jurídicas son cosa del tribunal.
López Viejo, que ha mostrado un talante chulesco para con la representante de la Fiscalía al inicio de su declaración, se ha limitado a responder que todo lo referido con estas cuentas está, en todo caso, aclarado por su mujer en su declaración ante el juez Pablo Ruz durante la instrucción del caso.
López Viejo está acusado de fraude continuado a las Administraciones Públicas, malversación continuada de caudales públicos, falsedad en documento mercantil, cohecho continuado, fraude continuado y exacciones ilegales a las Administraciones Públicas, tráfico de influencias y delito contra la Hacienda Pública
Según los informes policiales obrantes en la causa, López Viejo y su esposa llegaron a ingresar 450.731,01 euros en el banco suizo Mirabaud en el año 2002. En concreto, dispuso de una cuenta en la oficina de Mirabaud & Cie en Ginebra en la que estaban autorizados su mujer, Teresa Gabarra, Arturo Fassana --presunto testaferro de los líderes de la trama, Francisco Correa y Pablo Crespo-- y Bertrand y Marcel Hagger.
El depósito, que estaba dividido en tres subcuentas con las que López Viejo operaba en euros, francos suizos y libras esterlinas, se nutría siempre de "aportaciones realizadas directamente en caja" que el titular justificaba por su actividad profesional como abogado y su participación en una serie de establecimientos hosteleros. Desde la cuenta en euros López Viejo realizó la contratación de depósitos e inversiones en Bolsa que le supusieron unos ingresos de 17.438,48 euros y 27.615,01 euros, respectivamente.
RELACIÓN CON CORREA
Sobre su relación con el líder de la trama, Francisco Correa, el también exconcejal de Madrid ha repetido varias veces que no ha tenido "ni una relación estrecha ni personal ni profesional" --"la relación personal ha sido igual a cero", ha dicho también--con Correa. "No he recibido ni un sólo euro de Correa", ha llegado a afirmar ante las preguntas de la fiscal.
No obstante, ha asegurado que sabía "perfectamente", al igual que todas las personas relacionadas con la organización de actos del PP, quién era este empresario porque no sólo organizaba los eventos del partido, si no que "llevaba la imagen del presidente del Gobierno", por entonces José María Aznar.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)