Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lliures decidirá en febrero si se convierte en partido y concurre a unas "elecciones anticipadas"

Fernàndez Teixidó: "España quiere hacer ver que dialoga y Cataluña tiene poco interés en dialogar"
Lliures, el movimiento de liberales no independentistas, celebrará a finales de febrero un cónclave para decidir si se convierten en partido y están en condiciones de concurrir a unas "elecciones anticipadas" una vez se evidencie, según ellos, que no se podrá hacer el referéndum.
En rueda de prensa este lunes en el Colegio de Periodistas, el exdiputado de CDC Antoni Fernàndez Teixidó y el exdiputado de Unió Roger Montañola han explicado que este miércoles se reunirá el comité promotor del movimiento, integrado por un centenar de personas, para preparar esta conferencia, donde se realizará una análisis política y organizativa del escenario electoral.
Está previsto que en la conferencia del mes de febrero participen unas 400 personas, empezando por los impulsores de Lliures --equivalente al comité de dirección del movimiento--; el centenar del grupo promotor; entre 60 y 80 jóvenes del grupo 'seminar', y unas 200 más que se han implicado en su puesta en marcha.
Según Fernández Teixidó, tienen previsto hacer este encuentro en febrero porque prevén que puedan convocarse elecciones anticipadas en otoño, y ello les daría un margen de tiempo suficiente para poder presentarse, aunque si se avanzaran revisarían todos los plazos.
En su opinión, cuando el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, reciba un "no o no" del Gobierno a celebrar el referéndum, convocará elecciones, y hasta ha vaticinado que será el vicepresidente y líder de ERC, Oriol Junqueras, el que decidirá cuándo en el momento en que vea más debilitado al PDECAT y el grado de progreso del nuevo partido de los 'comuns'.
"España quiere hacer ver que dialoga, y Catalunya tiene poco interés en dialogar", ha sostenido el exdiputado de Convergència, que ve estancada la hoja de ruta y sin alternativa posible, y considera que una manera de maquillarlo es convocar la cumbre del referéndum del viernes 23 de diciembre.
"Volveremos a poner en marcha el referéndum sí o sí, cuando la mayoría de gobernantes saben que el referéndum no se podrá materializar. Es la hora de decir la verdad y rectificar", ha reclamado.
"LEVITACIÓN Y 'POSTUREO"
Para Montañola, el Govern vive inmerso en "la levitación y el 'postureo" con decisiones como la de Puigdemont de no asistir a la conferencia de presidentes autonómicos o la de tener que buscar el apoyo de la CUP para aprobar los Presupuestos.
"Vemos con simpatía y cierta envidia la política del PNV: menos épica y proclamas, pero más práctica", ha recalcado el exdiputado, que cree que Puigdemont tiene la obligación moral, como representante de todos los catalanes, de acudir a la conferencia de presidentes autonómicos.