Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llaman a declarar a los tres últimos directores de Deportes de Cantabria por las subvenciones al Racing

Es la única investigación que queda abierta tras el archivo del llamado 'Caso Racing'
El titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Santander, Fernando Vegas, ha citado a declarar, en calidad de investigados (antes imputados), a los tres últimos directores generales de Deportes del Gobierno de Cantabria, por las subvenciones concedidas al Racing entre los años 2006 y 2011 por importe de dos millones de euros anuales.
Fernando Castro y Ramón Cuesta, nombrados por el exconsejero regionalista Francisco Javier López Marcano, y Javier Soler, nombrado por el Gobierno del PP en la anterior legislatura a propuesta del entonces consejero Miguel Angel Serna, han sido llamados a declarar el próximo 26 de junio, a partir de las 9.30 horas.
Se trata de la única investigación que permanece abierta tras el archivo del llamado 'caso Racing' el pasado mes de enero. La magistrada Paz Hidalgo, instructora de la causa, ordenó la apertura de esta pieza separada al observar indicios de la posible aplicación de esas subvenciones a fines distintos del objetivo de las mismas, una decisión validada más tarde por la Audiencia provincial, que sin embargo, acordó el archivo de las otras dos piezas solicitadas por la jueza instructora.
La Audiencia decide mantener esta decisión ya que considera que no se cumplió una de las condiciones para poder acceder a la subvención, como era la de acreditar el "fortalecimiento de la situación financiera", máxime cuando el club fue declarado en concurso de acreedores en 2011 y ese mismo año la subvención le fue reconocida e incluso abonada.
El auto de la Audiencia señala textualmente que "se obvió palmariamente la condición consistente en la acreditación del fortalecimiento financiero", lo que "pone de manifiesto la existencia de indicios de la posible comisión, tanto por los directores de deportes firmantes de las correspondientes certificaciones justificativas del cumplimiento de los requisitos de la subvención, como eventualmente por el consejero que ordenó el pago, así como por los responsables del club, de los correspondientes delitos de prevaricación, malversación o incluso fraude de subvenciones".